Jueves, 10 Marzo, 2011 - 20:14

Ahogadas por deudas del Insssep, clínicas privadas analizan medidas que afectarán el servicio de salud

Se realizó hoy una reunión extraordinaria en la sede de la Asociación de Clínicas y Sanatorios del Chaco (ACLYSA), por la “grave situación económica” que atraviesan las instituciones privadas de salud. Aseguran que el INSSSEP les paga con un retraso de cinco meses y analizan varias posibles medidas: cortar los servicios, cobrar un adicional por internación a los pacientes o “una alternativa intermedia entre estas dos que vamos a terminar de definir la semana próxima después de viajar y evaluar la situación de los sanatorios del interior”, afirmó en declaraciones a DiarioChaco.com el presidente de ACLYSA, Armando Frangioli.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Con la participación de representantes de clínicas y sanatorios del interior de la provincia se realizó esta tarde una reunión en ACLYSA para determinar medidas por el retraso en los pagos del INSSSEP. “Estamos evaluando una situación económica y financiera muy dura, que nos está obligando a tener que tomar algunas medidas que no son las queridas por nosotros pero que van a ser la consecuencia de esta situación”, explicó Frangioli.



Según explicó el presidente de la asociación que nuclea a los sanatorios privados de la provincia, están recibiendo pagos parciales correspondientes a noviembre de 2010, mientras encaran el mes de marzo con la perspectiva de nuevos aumentos salariales para el personal. Además de esa situación financiera expresaron su preocupación por aumentos contractuales incumplidos a partir de aumentos salariales correspondientes a agosto y diciembre del año pasado.



“Para que la gente se de una idea, estamos cobrando con un atraso de 5 meses y con aranceles, viejísimos, muchos de ellos de 2006. Es como si el trabajador tuviera que vivir hoy con el sueldo de noviembre pasado, pero fijado en valores de 2006 y, en esa situación, encarar los gastos de 2011”, graficó Frangioli.



Entre lunes y miércoles próximo las autoridades de ACLYSA viajarán por el interior para conocer “los problemas particulares” de los sanatorios de la provincia y a partir de esta evaluación determinarán la medida que llevarían adelante si no hay respuestas por parte de las autoridades. “Entendemos que para el 21 de marzo vamos a estar en condiciones de presentar un plan que haga recapacitar a los funcionarios que tienen que reconocer la situación que estamos viviendo en la salud privada”.



Con todo, Frangioli aclaró que este no es el desenlace que busca la institución. “Nosotros hace más de un mes que pedimos una audiencia con el gobernador. Tuvimos varias reuniones en el ministerio de Economía, pero no tenemos respuestas”. Además explicó que el reclamo de las prestadoras de salud privadas “no es político, no queremos que en esta etapa donde todo se politiza y todo se mira en función a las elecciones, se interprete esto también en forma política. Nosotros no hacemos política, no nos interesa la política partidaria, sí tenemos la necesidad angustiosa de darle respuesta y resultado a esto”, dijo.



El presidente ACLYSA señaló que esta es una situación que afecta a todas las prestadoras privadas de salud de la provincia “Algunos se ven más comprometidos que otros, pero el arancel del INSSSEP es un arancel general, no paga mejor a unos que a otros. Y la provincia necesita de los prestadores privados para dar respuesta a la demanda, por lo que esperamos que el gobernador entienda, nos reciba y podamos tener una salida inteligente a esta situación y no una medida de angustia como la que vamos a tener que tomar si no resolvemos esto”.



Además precisó que los pagos del INSSSEP representan el 60% de los ingresos de los sanatorios y que en su totalidad van destinados a los salarios. “El personal esta permanentemente en una situación de queja, de angustia, mal predispuesto a la relación laboral porque entiende la situación pero se disgusta al cobrar el 20% del sueldo, 15 días después un 40% y nosotros estamos angustiados porque todos los meses tenemos la visita de los delegados de la sanidad que nos dicen “si no me paga el lunes le cortamos el servicio”.