Jueves, 10 Marzo, 2011 - 08:22

Testigo asegura que vio a Menocchio en Posadas el día del crimen de Roseo

El testigo aportado por la defensa ratificó la versión de que Menocchio no estuvo en Castelli el 13 de enero. Si bien no hubo confirmación sobre su declaración, habría narrado que el hombre de las “cien caras” habría estado en una plaza de Posadas. De acuerdo a sus dichos, no habría sido materialmente posible que Menocchio estuviera en Castelli.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




El empresario misionero Luis Raúl Gusano Menocchio (52) sigue preso en la Alcaidía de Sáenz Peña. Está acusado de ser el autor intelectual y material del asesinato del terrateniente italiano radicado en Juan José Castelli, Manuel Roseo (75), y de su cuñada Nelly Bartolomé (73).



El doble crimen se produjo entre la madrugada y las primeras horas de la mañana del jueves 13 de enero. El encargado de la administración de los campos, Sergio Berg (26), fue maltratado y lo abandonaron en un vehículo en cercanías de Tres Isletas. Este se convirtió en un testigo clave.



CONTROVERSIA



En los últimos días, a propuesta de la defensa, declaró ante la fiscal de la causa, Rosalía Nis, una persona oriunda de Misiones, que manifestó que el jueves 13 de enero lo vio a Menocchio en una plaza de la ciudad de Posadas.



Pero otros dos testigos, que también se mantienen sus identidades en reserva, domiciliados en la localidad chaqueña de Castelli, coincidieron en señalar que lo vieron a Menocchio en esta localidad, el mismo día del crimen.



Por su parte, el propio Menocchio dijo a la fiscal Nis que en la semana que ocurrieron los asesinatos estuvo en la costa atlántica, en Posadas y en Corrientes. Para avalar sus afirmaciones presentó tickets de los lugares que dijo que anduvo.

Pero para la Justicia no hay precisiones de lo que hizo Menocchio entre la noche del martes 11 y la madrugada del miércoles 12 de enero, y el jueves 13 de enero.





ABOGADO DE FAMILIARES




Se supo que la semana pasada aterrizó en Juan José Castelli una avioneta de la empresa aérea Uruguay Zas que trasladaba al abogado Nelson Moreira, de nacionalidad uruguaya.



En la localidad lo esperaba gente allegada a Manuel Roseo, que lo llevó hasta la Fiscalía Nº 1, donde estuvo poco menos de una hora y luego se trasladó a la pista de aterrizaje de Castelli, desde donde partió junto al encargado del campo de Manuel Roseo, el joven Sergio Berg, hacia la estancia “La Fidelidad”.



Moreira, al salir de la Fiscalía sólo dijo a los medios que no podía informar nada sobre su presencia, pero que llegaba a Castelli en representación de los familiares de Roseo que residen en Italia, para interiorizarse de la causa.



EL DOBLE CRIMEN




El cuerpo de Manuel Roseo (75) fue hallado el jueves 13 de enero en una habitación de su vivienda de Castelli, una localidad situada a 300 kilómetros de Resistencia, Chaco.

Fue golpeado salvajemente, ahorcado y luego asfixiado con un cinto y dos bolsas de plástico que le pusieron en la cabeza.



En condiciones similares fue hallado el cadáver de Nelly Bartolomé (73), una docente jubilada cuñada de Manuel Roseo. Tenía las extremidades lastimadas y cuatro bolsas encimadas, por las que falleció por asfixia.



Los crímenes se habrían cometido en la misma mañana o al amanecer, por al menos cinco personas que no tuvieron dificultades en ingresar a la casa.

La vivienda es una construcción vieja, pequeña y modesta, sin mayores medidas de seguridad.



Roseo nació en 1935 en Roma. En Buenos Aires montó un emprendimiento textil con su hermano Luis, que creció rápidamente.



A principios de los 70 se convirtió en el propietario inmobiliario más importante del Chaco, al vender su fábrica para comprarle a Jorge Born la estancia “La Fidelidad”, de unas 250.000 hectáreas que se extienden también a Formosa.
Fuente: 
Diario La República