Miércoles, 9 Marzo, 2011 - 12:37

Articulan acciones para erradicar el analfabetismo en la provincia

Entre abril y noviembre del año pasado se relevaron 7.432 personas analfabetas en el Chaco, las cuales fueron incluidas en 1.130 centros de alfabetización. Para continuar este año con esta tarea, la Nación envió pizarrones, cuadernos, lápices, kits para los alfabetizadores (para que aprendan cómo enseñar cada módulo) y kits para cada alfabetizando, que serán distribuidos a 500 centros de alfabetización.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La coordinadora provincial del Plan de Alfabetización del Ministerio de Educación de Chaco, María del Carmen de Bustamante informó que a fin de la semana pasada llegaron al depósito de este organismo materiales pedagógicos y didácticos para 500 centros de alfabetización chaqueños, que envío la Nación luego de la licitación realizada en diciembre del año pasado.



Dijo que estos elementos, que servirán a los coordinadores y alfabetizadores para alfabetizar, serán distribuidos a los distintos centros para contribuir a la enseñanza de la lectoescritura de las personas analfabetas que aún quedan en la provincia.



Bustamante señaló que el material que llegó para todos los centros de alfabetizadores cubren todas las necesidades. Precisó que son: pizarrones, cuadernos, lápices, etc. Además, kits para los alfabetizadores para que aprendan cómo enseñar cada módulo, que les indican a modo de sugerencia para adecuar a sus distintas necesidades; y después otro kits para cada alumno. Explicó que los materiales son iguales para todos para los jóvenes y adultos, lo único que debe hacer el alfabetizador es trabajar por género, ya que es distinta la parte curricular. “Estos equipamientos representan mucho dinero que llega para la provincia” aseguró la coordinadora del Plan.



7.432 PERSONAS ANALFABETAS




Bustamante al ser consultada precisó que entre abril y noviembre del año pasado se relevaron en la provincia 7.432 personas analfabetas, las que fueron
incorporadas e integradas a los 1.130 centros de alfabetización, cada uno atiende entre 4 o 5 personas. En total están dirigidos por 1.440 alfabetizadores que alfabetizan a 5.400 personas y dijo que esta cifra aumentó a partir de febrero pasado, con la incorporación de las personas que faltaban.



Expresó que el sistema está dispuesto por la Nación y que a su vez cuenta con 138 coordinadores zonales y 15 coordinadores regionales, uno por cada Unidad de Desarrollo Territorial (UDT).



PAGOS



Bustamante aprovechó para comunicar que en este momento la Provincia paga los sueldos de los coordinadores zonales y regionales correspondientes a diciembre de 2010 y febrero de 2011. Aclaró que los fondos son provinciales, ya que la Nación sólo aporta $100 por alfabetizador de los centros nacionales, así como también les probé de los materiales. También, informó que en enero la Nación transfirió los fondos para pagar tres meses a los alfabetizadores que empezaron en septiembre de 2010.





POR CADA CENTRO SE ALFABETIZAN ENTRE 10 Y 12 PERSONAS

Bustamante indicó que la Nación exige que los alfabetizadores tengan los estudios secundarios completos. “Nosotros sabemos que en nuestra zona aborigen y zona rural ese requisito es muy difícil de cumplir. Tendríamos que llevar personas de afuera para que alfabeticen, pero consideramos que no se adaptarían con personas desconocidas, además que es costoso. Por eso, logramos a nivel provincial elegir alfabetizadores que hayan terminado la Escuela Primaria, que tengan 18 años cumplidos y que sean del lugar” explicó.



Señaló que en estos casos puntuales la Provincia paga a los alfabetizadores y el doble de lo que paga Nación, porque el número de alumnos es el doble de lo que establece Nación, entre 4 o 5 para cada centro. “En esas zonas del Chaco se
alfabetiza a 10 o 12 personas por centro, que generalmente funcionan en casas de familia o en iglesias. Les permitimos formar dos grupos de 5 o 6 personas. Y en las zonas más urbanas, como Resistencia,
los centros de alfabetización funcionan en los centros comunitarios, que están dando las apoyaturas territoriales allí se realiza el control, el seguimiento y el acompañamiento”.





Bustamante dijo que en muy pocos casos los centros de alfabetización funcionan en las escuelas rurales porque generalmente se debe hacer varios kilómetros para llegar. “Además, hay un prejuicio muy grande de las personas porque no quieren ir hasta las escuelas. Dicen y sienten que las escuelas las dejaron de lado. Se sienten excluidos del sistema educativo, porque si no aprendieron a leer y a escribir no es porque no quisieron, si no porque no pudieron ya sea por distancia, movilidad, por trabajo en el campo etc.,” puntualizó.



La coordinadora del Plan de Alfabetización comentó que en el mes de abril terminarán de alfabetizarse las personas que empezaron con el proceso de lecto escritura en septiembre del año pasado. Indicó que para abril próximo esta área tiene previsto comenzar a trabajar con las Escuelas Primarias para Adultos (EPAs) y que para ello articularán esta acción con la coordinadora provincial de Jóvenes y Adultos del Ministerio de Educación, Griselda Moré. Explicó que la idea es que una vez que se alfabeticen ingresen a las EPAs para que realicen los estudios primarios y luego sigan los secundarios.



Pero, aclaró que los docentes de las EPAs se deben trasladar a los distintos centros de alfabetización porque se pudo comprobar que los alfabetizandos no quieren ir a las escuelas. “Ellos lo que tiene que ver y notar que la Escuela Primaria no es un abismo, sino que es una continuidad” afirmó.



Bustamante además manifestó que la semana pasada se reunió con los equipos de los ministerios de Desarrollo Social y de Salud Pública, a fin de trabajar y articular acciones. La intención –indicó- es detectar todas las madres analfabetas que tienen los programas de estos dos organismos, como el de Alimentos Nutricional o Primeros Años.

, si son analfabetas deberán realizar la contraprestación de alfabetizarse para de poder recibir los servicios. “Eso es trabajar con lógica.



"No significa mayor esfuerzo, significa optimizar los recursos del Estado” aseguró la funcionaria.