Miércoles, 9 Marzo, 2011 - 11:10

30 casos sospechosos de dengue en Formosa

Ante la presencia de 30 casos sospechosos de la enfermedad en la provincia, aseguran que la situación es más crítica que la del año pasado, puesto que se produjo una expansión del padecimiento en Paraguay, Brasil y Bolivia. También existe circulación viral en el país y Santa Fe lidera la lista de personas infectadas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




La jefe del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia, doctora Eugenia Ruiz, dijo que en Formosa existen 30 casos sospechosos de dengue pero ninguno confirmado.



Ruiz aclaró a La Mañana que debido a la aparición de casos en Paraguay, Brasil y Bolivia, en la provincia se mantiene en alerta y ante un cuadro febril que no tenga relación con un cuadro de gripe, inmediatamente se procede a la toma de muestra, más aún si el paciente viajó a alguno de los países donde existe circulación viral activa.



Remarcó que la situación de Formosa es aún más comprometida que el año pasado porque existen más casos en los países limítrofes, incluso ya existen 50 casos confirmados por el Ministerio de Salud de la Nación en Santa Fe, un caso en Chaco, dos en Salta y uno en Mendoza, más otros en provincias alejadas.



Explicó que ante un caso sospechoso, lo primero que se hace es tomar la muestra para analizarla y de inmediato se procede al bloqueo sanitario, que consiste en descacharrizado focal y la fumigación en la manzana donde vive el paciente, más ocho manzanas alrededor, área que se estima es la que recorre el mosquito aedes aegypti.



"Puede pasar que se detecta un caso sospechoso en una zona donde ya se fumigó, entonces se vuelve a realizar el mismo trabajo porque a lo que apuntamos es a intensificar la prevención, tarea donde los vecinos tienen una función primordial. Hay que alimentar todos los reservorios de agua porque caso contrario hacen las veces de criaderos del mosquito", recomendó la especialista.



Ruiz afirmó que las zonas de la ciudad de mayor riesgo son las que tienen mayor densidad poblacional, entre las que se encuentran los barrios del Circuito Cinco y el Guadalupe.



Hay lugar que tiene más riesgos que otro. Donde hay más densidad de población. En esos lugares hay más cacharros y donde pueden existir potenciales criaderos. A la lista se suma al Bernardino Rivadavia, Obrero, Villa Hermosa, Santa Rosa y Laguna Sian donde existen sectores que acumulan agua.



En distintos tramos de la entrevista periodística, la doctora insistió en la necesidad de que los vecinos realicen el descacharrizado intra y peridomiciliario para atacar a los posibles criaderos.



"Estamos rodeados de casos por lo que ocurre en los países vecinos donde hay circulación viral activa, incluso en algunas provincias de nuestro país, por eso hay que extremar las medidas de prevención, más aún teniendo en cuenta que todavía faltan dos meses de calor y lluvias", agregó.



CASOS FEBRILES




Las manifestaciones clínicas de la enfermedad dependen de la edad del paciente. Los lactantes y preescolares pueden sufrir un caso febril indiferenciada con aparición de un brote de manchas rojizas en la piel. En los niños mayores y los adultos el cuadro puede variar desde una enfermedad febril leve acompañada de dolores musculares (especialmente dorsales) y ausencia de síntomas respiratorios, a la forma clásica de inicio abrupto.



A los pocos días cede la fiebre y puede aparecer una erupción generalizada, en forma de manchas rojizas en el pecho, que luego se extiende a la cara, brazos y piernas. La enfermedad cursa con gran decaimiento que obliga al paciente a estar en reposo aún pasado el cuadro febril.



Los síntomas más comunes son: fiebre alta, dolor de cabeza en la zona frontal, dolor detrás de los ojos que se exacerba con los movimientos oculares, dolores musculares y articulares ("fiebre quebrantahuesos"), inapetencia y dificultades en el sentido del gusto. Además de erupción de máculas o pápulas en tórax y miembros inferiores, sumados a la aparición de náuseas y vómitos.
Fuente: 
La Mañana de Formosa