Martes, 8 Marzo, 2011 - 17:56

Más casos de dengue en Santa Fe: detectaron 76 pacientes con síntomas compatibles

La fumigación comenzó en las zonas en las que se detectaron casos febriles y luego siguió en el resto de la localidad del noreste de Santa Fe. Hay 76 pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad. En las escuelas, mañana la actividad va a ser normal, lo mismo que en los comercios. El Ministerio de Salud trabaja para evitar que el brote se extienda a los pueblos y ciudades cercanas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El brote de dengue en Romang sigue sumando más casos, pero evoluciona de acuerdo a las proyecciones de los médicos. Hasta el momento, el Ministerio de Salud de Santa Fe detectó 76 pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad. Es decir, cuadros febriles, dolores musculares y de cabeza; entre otros síntomas.



“Se asumen como dengue por nexo epidemiológico”, explicó Andrea Uboldi, directora de Promoción y Protección de la Salud de la provincia de Santa Fe. Se refiere a que ya no se realizan muestras de laboratorio (que hasta ayer habían confirmado 28 casos) porque al estar presente el virus en la comunidad es altamente probable que esas personas se hayan infectado.



En todos los casos se trata de dengue tipo 1. Los pacientes reciben atención ambulatoria y medicación contra la fiebre (específicamente, la droga paracetamol). “Incluso muchos ya se curaron”, destacó la especialista, pero advirtió que aun es factible que se detecten nuevos pacientes.



En las escuelas de Romang, que tiene más de 9.000 habitantes, mañana va a haber clases. “Hoy estamos fumigando los patios y los alrededores de los establecimientos educativos”, aseguró Sergio Ramseyer, presidente comunal de Romang, que también conversó con El Litoral. La actividad comercial y laboral también va a ser normal.



Un equipo de más de 60 personas sigue trabajando para bloquear y contener el brote de dengue. Son médicos del Ministerio de Salud, policías, bomberos y los empleados de la comuna. La fumigación es intensiva. Comenzó en los domicilios y en las zonas en las que se detectaron casos febriles, pero ya se extendió a toda la localidad del noreste de Santa Fe.



La limpieza de los patios, sobre todo de los recipientes que pueden contener agua (la descacharrización), también es clave. Es que estos son los lugares en los que se reproducen las larvas del mosquito Aedes aegypti, el vector de la enfermedad. Hay que recordar que en general la fumigación mata al mosquito adulto pero no a las larvas (salvo que se utilicen larvicidas). 





En alerta

La posibilidad de que el brote de dengue se extienda a los pueblos y ciudades vecinas no se puede descartar. “Los riesgos siempre están”, admitió la Dra. Uboldi. Por eso, en las localidades cercanas se descacharriza, en zonas puntuales se fumiga y los médicos están alerta ante cada cuadro febril. Los vecinos pueden hacer un aporte fundamental para disminuir los riesgos: seguir al pie de la letra las recomendaciones para prevenir la enfermedad, que sobre todo apunta a bajar la población de mosquitos.



Las medidas de prevención más importantes son eliminar los lugares donde ponen huevos los mosquitos (recipientes, envases y botellas abandonadas, latas, frascos de vidrio y tanques, entre otros). También hay que cambiar con frecuencia el agua de los bebederos de animales y floreros.



Las personas deben protegerse con repelente contra insectos. Los mosquitos además pueden picar a través de la ropa. Por eso, es importante rociarla con repelentes que contengan permetrina o Deet. Además, se aconseja usar camisas de manga larga y pantalones largos, cuando uno se encuentra al aire libre. 





Un precedente

No es la primera vez que Romang enfrenta un brote epidemiológico. Hace seis años (2005) se confirmaron más de 60 casos de hepatitis A. En ese momento se realizaron estudios del agua para determinar las posibles causas de la enfermedad y los posibles focos de contagio. También hubo casos de hepatitis en La Pelada y Ataliva.
Fuente: 
El Litoral de Santa Fe