Lunes, 7 Marzo, 2011 - 08:30

Iniciativa para reactivar el servicio de balsas entre Chaco y Corrientes

Surge de la Liga Naval Argentina ante la problemática por la incesante circulación vial entre estas dos provincias y a la espera de las obras de reactivación del puerto de Barranqueras y la construcción del segundo puente interprovincial. Es un servicio que se usa en otros lugares.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La incesante circulación vial entre Corrientes y el Chaco es un problema aún sin resolver por las autoridades. Por ello, mientras se continúan esperando las obras de reactivación del puerto de Barranqueras y la construcción del segundo puente que una a ambas jurisdicciones, desde la Liga Naval Argentina se propuso restablecer el servicio de balsas entre las dos provincias.



“Volver a utilizar el servicio de balsas sería una alternativa momentánea para tener una salida válida para estos múltiples inconvenientes que se viven a diario en dicho puente, expresó la entidad, que señala que, actualmente, el puente interprovincial General Belgrano es el paso necesario y obligado para el tránsito vehicular diario entre ambas provincias y que “desde mediados de los noventa el tráfico es superior a lo aconsejable”.



Los recientes anuncios sobre la reactivación del puerto de Barranqueras y las negociaciones para la construcción del segundo puente entre Chaco y Corrientes, fueron recibidos con beneplácito por la Liga Naval Argentina, que expresó que acompaña el crecimiento y la concreción de las obras.



Pese a ello, se resalta que “la situación amerita una inmediata solución por los graves daños que provoca la falta de otra infraestructura para cubrir las necesidades y trastornos ocasionados por el hecho de tener un solo puente”.



Vale recordar que, según las estadísticas oficiales elaboradas en septiembre de 2010, hasta 10.000 vehículos cruzan de manera diaria por el único puente entre Corrientes y Chaco, alcanzando los 14.000 los fines de semana, con picos de hasta 16.000.



CAÓTICO REGRESO

Los domingos, cruzar el puente Chaco-Corrientes es un caos. Lo peor se vive al atardecer, cuando miles de chaqueños vuelven a su provincia desde las playas correntinas. Los servicios de transporte colapsan. La aventura puede durar varias horas. Cada vez es peor.



Tras detallar todos los trastornos que ocasiona el estado actual del puente, la Liga Naval reitera la propuesta de que “como medida inmediata y hasta tanto se pueda contar con la alternativa de otro puente en funcionamiento, se implemente un transporte diario constante por balsas, sin interrupciones, ida y vuelta de Resistencia a Corrientes”. Esto solucionaría el problema y nos resguardaría de cualquier motivo de interrupción del cruce del puente General Belgrano, dicen desde la Liga Naval.
Fuente: 
La República