Sábado, 5 Marzo, 2011 - 20:40

Tras la denuncia de un joven
Delegado de SUTCAPRA defiende a portero de Cruz

Soy el Delegado Provincial del Sindicato Único de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA) y viendo las publicaciones vertidas en varios medios locales me veo en la obligación de salir al cruce de estas denuncias para dar mi versión ya que yo fui testigo de los desmedidos actos de violencia vividos por dos grupos de jóvenes en el interior de Cruz para que luego siga la escalada de violencia una vez afuera.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Por mi función de delegado en esa noche estaba abocado a una tarea de relevamiento de personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia recorriendo todos los locales afines a esta actividad nocturna y verificando la cantidad de guardias más todos sus datos, visto que estamos próximos al lanzamiento de la capacitación a estos compañeros de actividad. Habíamos determinado con mi grupo de colaboradores realizar nuestra tarea en Cruz al final de nuestro recorrido, ya que es de conocimiento publico que este lugar es, si no el más, es uno de los que cuenta con mayor concurrencia por el publico en general.



Siendo ya casi el final de la noche resistenciana fuimos al citado lugar y para nuestro asombro estaban retirando a un grupo de personas del interior del local en muy evidente estado de embriaguez todos, nos quedamos unos minutos en la vereda del frente ultimando detalles de nuestra labor, cuando en ese instante salió el otro grupo de jóvenes en iguales condiciones de ingesta de alcohol que el anterior, con el cual los primeros habían tenido diferencias dentro del boliche.



Al encontrarse cara a cara en la vereda se produjo una batalla de dimensiones, eran aproximadamente 10 contra 10, sin que nosotros podamos determinar quien estaba con quien ya que se produjo una feroz lucha.



También pudimos ver a Bernardo intentando socorrer y separar a algunos tumultuosos sin poder lograr su objetivo, hasta que se dio por vencido y se retiró del lugar.



Cabe destacar que en ese momento no se podría determinar con exactitud quien le pegó a quien, pero con seguridad yo afirmo que a Bernardo no lo vi arrojar ningún golpe de ninguna índole, y me da lugar a pensar que se podría tratar de un joven confundido por el alcohol, el desvelo y los golpes, que son evidentes, pero que se los habrá proporcionado otra persona, confundió a Bernardo con su verdadero agresor.



Quiero señalar también que yo he desarrollado mi tarea junto a Bernardo durante mucho tiempo en diferentes lugares bailables (Mitre, Cruz), casi dos años, y jamás tuvo, ni demostró actitudes de violencia de ningún tipo para con ninguna persona, sean clientes o compañeros de trabajo. Así que me resulta muy difícil creer sin prueba alguna que este señor sea capaz de llevar adelante tan atroz accionar.



Es de mi mayor pretensión que la justicia investigue y se castigue a los verdaderos culpables de tan lamentables sucesos como estos y de esta manera se limpie la imagen de una persona de bien como lo es Bernardo.



(*) Delegado Provincial, DNI: 24597320