Viernes, 4 Marzo, 2011 - 20:49

En Barranqueras
Intentaban tenderle una trampa a un camionero que llevaba efectivo, pero la policía desbarató el robo

Eran dos y querían a robar al conductor de un camión que venía con dinero en efectivo. Un Fiat Palio seguía al camión y le pasaba instrucciones por celular para llevarlo a la esquina de Gaboto y Río Negro en Barranqueras, donde supuestamente debía entregar un pedido pero, en realidad, lo esperaba un segundo hombre, armado. Sin embargo la policía encontró por casualidad al que esperaba en la esquina, vio que estaba armado y que recibía mensajes de texto de su cómplice y desbarató el robo. Cuando llegó, el camionero se encontró con que lo esperaban un hombre listo para asaltarlo y un operativo policial que evitó que lo desvalijaran.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Para la policía todo empezó cuando vio a hombre parado en la esquina y se acercó a preguntarle qué hacía. En seguida descubrieron que llevaba un arma y varios pares de precintos plásticos que iban a cumplir la función de esposas. El hombre, de 31 años, además recibía mensajes de texto constantemente. Así pudieron descubrir que estaba esperando a un camión, al que pretendía robar.



El hombre de 31 tenía un cómplice que venía manejando un Fiat Palio, que circulaba detrás del camión, y que estaba dándole las instrucciones, vía celular, al camionero para llevarlo hasta la esquina donde lo esperaban. El camionero pensaba que se dirigía a ese lugar para entregar un pedido, pero llevaba dinero en efectivo encima y ese era el botín del que querían hacerse los otros dos.



Sin embargo, antes de que eso sucediera la policía descubrió la maniobra y pudo detener al hombre que estaba apostado en la esquina. Llevaba consigo un pistolón marca Rexio.



Cuando llegó allí, el camionero sorprendido se enteró de que pensaban robarlo. Admitió conocer al hombre que venía en el Palio y que lo estaba llevando hacia Gaboto y Río Negro, pero aseguró no conocer al hombre armado. El conductor del Fiat Palio cuando se dio cuenta de que lo esperaba la policía entró en cólera e insultó a los efectivos policiales. Fue detenido junto a su cómplice.



Ninguno de los que intentaron el robo tenía antecedentes penales.