Viernes, 4 Marzo, 2011 - 08:22

Vinculan a Menocchio con el crimen de una empresaria

El empresario Raúl “El Gusano” Menocchio, implicado en varios crímenes en el Paraguay y en la Argentina, también surge como uno de los sospechosos del secuestro y posterior asesinato de la empresaria gastronómica Gilda Estela Vargas, cuyos restos fueron hallados la semana pasada en San Antonio, Paraguay.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




El comisario Néstor Sosa, de la Policía paraguaya, uno de los que llevaron adelante la investigación por la desaparición de la empresaria, ocurrido en agosto de 2003, dijo que Menocchio surge “como uno de los sospechosos por este caso”.



UN SECUESTRADOR COMO GUARDAESPALDAS



El ex guardaespaldas de Menocchio resultó ser Néstor Horacio Barczuck, uno de los miembros de la banda de secuestradores, indicó Sosa. Barczuck cumple una condena por el secuestro del joven correntino Christian Schaerer, hecho que ocurrió el 21 de septiembre de 2003, y que hasta el momento no apareció, a pesar que se pagó el rescate, unos 274 mil dólares.

Se supo que Menocchio tuvo como ex socio comercial al ex esposo de Gilda Estela Vargas en un negocio de televisión por cable en Clorinda, Formosa, dijo el jefe policial.



LA INVESTIGACIÓN



En el inicio de la causa por el secuestro y asesinato de la empresaria Gilda Vargas, se lo vinculó a Raúl Menocchio.Lo impactante en el caso de la empresaria paraguaya es la participación de secuestradores conocidos.



Figuran entre ellos Horacio Barczuck, Horacio Potrillo Maidana, Cristian Carro Córdoba y Rodolfo Lorhman, integrantes de la denominada “Banda de la triple frontera”, que también fue señalada como la autora del rapto de Christian Schaerer, ocurrido tan solo un mes después y cuyo destino nunca pudo saberse.

Potrillo Maidana y el Ruso Lorhman siguen prófugos.



EL SECUESTRO DE GILDA VARGAS



Gilda Estela Vargas, empresaria gastronómica paraguaya, fue secuestrada el 28 de agosto de 2003.Las investigaciones determinaron que pasó por varios lugares de cautiverio, hasta que se perdió definitivamente su rastro, temiéndose el peor a raíz del tiempo transcurrido. Durante las distintas negociaciones entre sus familiares y los captores, por su liberación llegaron a pagarse un total de 80.000 dólares, aunque los secuestradores nunca cumplieron su palabra.



Sin conocerse el paradero de la empresaria, se implicó y procesó a dos personas, un ex guardia de seguridad, que fue asesinado en noviembre de 2005, pocos meses antes del inicio del juicio, y un ex jardinero llamado Pablo Duarte Vera, que finalmente fue el único condenado y estuvo seis años preso. Sin embargo, por el hecho las sospechas más grandes recayeron en la denominada “Banda de la triple frontera”.

Varios de sus integrantes fueron investigados y algunos condenados por el secuestro del estudiante correntino Christian Schaerer, ocurrido el 21 de septiembre de 2003, un mes después del de la empresaria paraguaya.



Entre estos nombres sonaban con fuerza Horacio Barczuck, Horacio Maidana, Cristian Carro Córdoba y el líder, Rodolfo el Ruso Lorhman.



Cuando se creía que el caso estaba completamente cerrado, a finales de febrero último un procedimiento realizado en el patio de una vivienda de la ciudad de San Antonio arrojó resultados positivos, con el hallazgo de restos óseos enterrados de manera clandestina.



Los estudios forenses posteriores permitieron determinar que siete años después del secuestro fue encontrado el cuerpo de la empresaria, situación que permitiría reabrir el proceso judicial y buscar nuevas y mayores condenas. Menocchio también fue investigado.



Además de las similitudes temporales con el caso Schaerer, y la posible vinculación con los mismos secuestradores, fuerte impacto causó en esta zona la noticia llegada desde el vecino país de que Raúl Menocchio también fue investigado por el hecho.



Según informó La Nación de Paraguay, el Gusano estuvo en el ojo de la investigación por el secuestro de Gilda Estela Vargas, dato brindado por agentes que estuvieron a cargo del caso. Según los datos de los investigadores, las sospechas sobre Menocchio surgieron cuando los dos vehículos de los secuestradores –una camioneta Toyota Hilux verde y otra bordó–, fueron vistos ingresando en la propiedad de la ex mujer de Menocchio en San Antonio.





En esa vivienda, Gilda Estela estuvo los primeros días de su cautiverio, según los informes policiales, y presuntamente en ese lugar también ingresaron los presuntos integrantes de la “Banda de las tres fronteras”, integrada por los argentinos Horacio Barczuck, Horacio Maidana, Cristian Carro Córdoba y Rodolfo Lorhman.



Agrega el diario paraguayo que los investigadores determinaron que Menocchio, supuestamente fue socio comercial de un allegado a la víctima en una compañía de cable en Clorinda, Formosa. Además, se vincula a Menocchio por su cercana relación con Horacio Barczuck, quien fue su guardaespaldas durante algún tiempo.
Fuente: 
Diario La República