Miércoles, 2 Marzo, 2011 - 11:02

El Plan Nacer ampliará su aplicación para beneficiar a más de 300.000 chaqueños

El programa sanitario nacional incluirá en la provincia, a partir de julio, nuevos sectores sociales con el objetivo de afiliar a más de 300.000 chaqueños que hoy no poseen obra social. Hasta el momento, el plan tenía como beneficiarios exclusivamente a mujeres embarazadas y niños menores de 6 años. Esta implementación permitirá incluir a nuevos sectores sociales: niños de 6 a 9 años, adolescentes de 10 a 19 años y mujeres de 20 a 64 años.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Plan Nacer es ejecutado desde hace 6 años en todos los hospitales y centros de salud la provincia a partir del convenio firmado entre el Ministerio de Salud Pública de la provincia y el Ministerio de Salud de la Nación.



El Plan Nacer permite a los centros de salud y hospitales facturar los servicios brindados a los 80.000 beneficiarios que existen en la actualidad (entre madres embarazadas y niños). Los fondos obtenidos por los centros de salud y hospitales permiten adquirir muebles, equipos e instrumental médico para mejorar el funcionamiento y la atención al público de los efectores. Además un porcentaje de los fondos son distribuidos entre el personal de cada uno de los centros de salud y hospitales.



AMPLIACIÓN DE BENEFICIOS

A través del Plan Nacer, el Ministerio de Salud de la Nación, aumenta la inversión para ampliar la cobertura de salud de los niños y niñas menores de seis años sin obra social. A los 250 millones que invertirá el Programa en el 2011, se suman $ 28 millones, desde enero, para cubrir la detección precoz y atención de la hipoacusia, el tratamiento de la diarrea aguda y de infecciones respiratorias, junto con la cobertura de la vacuna antigripal y nuevas prácticas odontológicas.



Con la incorporación de estas nuevas prácticas, que se realiza en el marco de la ampliación del Plan Nacer, el Ministerio de Salud de la Nación pretende para los casos de hipoacusia mejorar el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno en los recién nacidos e infantes, para disminuir la prevalencia de la discapacidad auditiva en el país y favorecer la integración de estos niños al sistema escolar regular.



La cobertura de las enfermedades respiratorias y la inclusión de prácticas de tratamiento de estas patologías apuntan a aumentar la cobertura y calidad de atención de las neumonías, neumonitis y bronquiolitis, que en nuestro país constituyen la tercera causa de muerte infantil y la primera causa de consulta ambulatoria. A su vez, se sumó al nomenclador la vacuna antigripal para las embarazadas y los niños/as sin obra social. En tanto que con la incorporación de la práctica de posta de rehidratación (en ambulatorio) se busca bajar la mortalidad específica provocada por la diarrea aguda.



Mientras que con la sumatoria de las prácticas odontológicas el Ministerio se propone, por medio del Plan Nacer, aumentar la calidad y la cantidad de los controles y tratamientos preventivos para mejorar la salud bucal de los niños y niñas y de las mujeres embarazadas sin obra social.



Estas nuevas prácticas incorporadas han resultado del consenso y trabajo conjunto con los referentes del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia y el Programa de hospitalización abreviada de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación.



La inversión adicional para ampliar la cobertura de salud se materializa con el aumento de la cápita del Plan Nacer de 15 a 17 pesos a partir de enero de 2011.



Desde el 2010 el Plan Nacer inició un proceso de ampliación de la cobertura en salud que financia para la población materno-infantil sin obra social, incorporando de manera escalonada nuevas prácticas y grupos poblacionales.



De esta manera, en abril pasado se sumó la atención integral de las cardiopatías congénitas, lo que permitió crear una Red Nacional de Alta Complejidad integrada por 16 hospitales públicos, en los que se practicaron 1550 operaciones a chicos sin obra social que sufrían estas patologías.



Para el 2011 se prevé, además de la inclusión de estas nuevas prácticas ambulatorias, financiar nuevas prestaciones de alta complejidad y alto costo para el mejor cuidado del embarazo de alto riesgo y de los neonatos, que procurará un impacto directo en la disminución de la mortalidad infantil y materna.