Miércoles, 2 Marzo, 2011 - 09:19

Los diputados González y Gutiérrez se acercaron al nosocomio
Trabajadores del hospital de Pinedo acusan a su director de maltrato físico

Los empleados del hospital “Dr. Isaac Waisman” de la ciudad de General Pinedo aprovecharon la presencia de los diputados aliancistas Delia González y Livio Gutiérrez, integrantes de la Comisión de Salud de la Legislatura, para hacer conocer sus reclamos. Sostienen que el director del nosocomio los maltrata física y psicológicamente. En tanto, los legisladores dijeron haber comprobado el “clima de violencia institucional” y denuncian la falta de insumos y recursos humanos.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Los trabajadores del hospital “Dr. Isaac Waisman” de la ciudad de General Pinedo solicitaron la presencia de la presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura, Delia González, y del diputado Livio Gutiérrez, también integrante de dicha comisión.



Los legisladores escucharon varios reclamos que, a su entender, coinciden con “la problemática común que hace al estado de la salud pública provincial” y en este caso en particular se agregaría la violencia física y verbal ejercida por parte del director de ese nosocomio hacia los trabajadores.



La titular de la Comisión de Salud manifestó su preocupación por la situación de violencia que soporta el personal del Hospital de Pinedo. “Debo referirme a dos cuestiones, una y la más preocupante, es el clima de violencia institucional en el que se desarrollan las actividades en ese nosocomio”, dijo.



“Lo pudimos comprobar personalmente porque al momento de hacernos presentes en el lugar, fuimos groseramente agraviados con gritos y gestos amenazantes por un grupo que no permitía que nos expresáramos ni que pudiésemos escuchar el reclamo del personal que, por nota, había solicitado nuestra presencia”, indicó.



“El clima de hostilidad y violencia que se vive ese hospital es un grave factor de riesgo para la atención de la salud”, expresó González y recordó que “finalmente ese grupo que no sabemos a quién respondía, depuso su actitud ya que fueron superados por el reclamo de los profesionales y por nuestra actitud”.



Señaló que su presencia, “muy lejos de tener fines políticos, como nos vociferaban con términos irreproducibles, solo respondía a nuestra obligación de intervenir ante éste y cualquier otro conflicto y de ejercer el control de la labor del Gobierno provincial, no solo como titular de la Comisión de Salud sino como médica que soy desde hace más de 40 años”, disparó.



“Otro de los temas planteados por el personal –dijo González- responde a la problemática común de todos los hospitales y centros de salud de la provincia: la falta de insumos, de recursos humanos, hay muy pocos profesionales a los que se los ve extenuados por el exceso de trabajo y derrotados por una situación de terrible injusticia a raíz de los magros salarios que perciben. Se sienten denigrados”.



SIN QUIRÓFANO

La legisladora también se refirió a una grave falencia: “No funciona el quirófano, en un hospital que atiende gran cantidad de partos y de otras situaciones que pueden generar una urgencia que necesite de resolverse en un quirófano, la situación es de extrema gravedad”.



MALTRATO SISTEMÁTICO Y PROGRESIVO

En tanto, el diputado Livio Gutiérrez señaló que “existe un maltrato sistemático y progresivo por parte del director de dicha institución, Víctor Eduardo Morales, hacia el personal del hospital; incluso, existen denuncias sobre esta situación que ya fueron formalizadas también ante el director en el Inadi”.



Y detalló un hecho en particular: “En los últimos días del mes de enero del corriente año, este director agredió física y verbalmente a Cristian Sánchez, enfermero universitario que se encontraba de guardia; hecho que desató un gran malestar y el repudio total a esa acción por parte de los empleados y del gremio de UPCP”.



“Esta actitud del director Morales fue solo una de un sinfín de procederes de similares características que ocurrieron con anterioridad para con otros enfermeros, auxiliares, personal de maestranza, administrativos e incluso con profesionales médicos. Todo esto consta en las notas presentadas ante Carlos Franco, director de la Región Zona Sanitaria IV”.



PERSECUCIÓN, ACOSO, DESCUENTOS

Los profesionales y médicos también dieron su testimonio. “No podemos continuar sometidos a sus caprichos y soportando sus agravios, nos amenaza con trasladarnos tanto de sector como de establecimiento, con cambios de horarios, persecución, acoso, descuentos de haberes”, dijo un empleado.



“Incluso, a causa de una de las tantas agresiones verbales por parte del cuestionado director, una de nuestras colegas tuvo que ser internada por descompensarse y también fue amenazada con el descuento de haberes a pesar de presentar certificado médico”, ejemplificó el trabajador.



Y agregó: “Le decía que no recibiría el mismo trato que los amigos de gestión. Le hemos dicho a los diputados que solo pedimos poder desempeñar nuestra tareas dentro de un marco de respeto y armonía, por lo que apelamos a su intercesión ante el ministro de Salud y del Gobernador de la provincia”.