Lunes, 28 Febrero, 2011 - 07:15

Se extendió por una semana el plazo de inscripción a los talleres de teatro para niños y adolescentes

Precisaron desde el Teatro Sala 88 que sigue abierta la inscripción para las clases de teatro, destinado a niños y adolescentes. El “Taller Pepino” de la mencionada sala está a cargo de Ángela Rodríguez y la coordinación pedagógica de Hugo Blotta. Los lunes y miércoles para niños, de 7 a 9 años cursarán de 17.15 a 18.15. De 18.15 a 19.15 será para niños de 10 a 12 años. Los adolescentes asistirán de 19.30 a 21. Los dos grupos más chicos comienzan las clases el 7 de marzo y los adolescentes, el lunes 14.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




Las clases se dictarán dos veces por semana, previéndose al menos dos muestras con puesta en escena por año, “la división por edades es un rango pedagógico a destacar y el juego es el paradigma de todas las clases” explicaron desde la cooperativa.



Lunes y miércoles será el turno de los niños; de 7 a 9 años cursarán de 17.15 a 18.15; de 18.15 a 19.15 niños será para los de 10 a 12 años y los adolescentes asistirán de 19.30 a 21. Los dos grupos más chicos comienzan las clases el 7 de marzo y los adolescentes, el lunes 14.



La inscripción es por la tarde de 19 a 21, durante toda este semana. Además se puede inscribir al 445570 o al 03722208611.



El costo del taller es de $ 150 por mes con una matricula de inscripción por única vez de $ 50.



CONCEPTOS DEL TALLER




El juego del teatro es acción impulsada por la fantasía que significa el compromiso del cuerpo todo, con todas sus potencialidades, en el espacio y en un tiempo dado, antes y más allá de actores modela seres humanos, les da conciencia de sus posibilidades, les enseña a comunicarse y a convivir, a exigir respeto y a respetar, a imaginar y accionar, a modificar circunstancias en un proceso permanente de adaptación a la realidad que, precisamente, posibilita corregirla.



El juego se acerca mucho al arte. Y es por eso que deberíamos aprovechar el juego del niño para convertirlo en arte; para darle la ocasión de desarrollar sus competencias artísticas, sociales, espirituales, corporales, intelectuales y de observación. El juego tiene múltiples valores en el desarrollo infanto-juvenil: físicos, psicológicos, de relación social, etc. No obstante, quisiéramos reafirmar que el juego, para el niño y el adolescente, es una forma de aprendizaje de vida.



Para el joven y el adulto es una herramienta primero lúdica, y después de integración, sociabilidad y confianza en si mismo



Jugar constituye experiencia de aprendizaje actitudinal en la vida misma, desde la vida. Esto sugiere el desafiante proyecto de quienes apasionadamente nos proponemos educar en un clima lúdico.



Convertir el juego en un hecho artístico es nuestra misión, tratando siempre que los protagonistas no pierdan la alegría de jugar al fascinante juego que es el teatro