Viernes, 25 Febrero, 2011 - 20:19

Kaddafi: "Prepárense para defender Libia"

Fue el llamado del presidente libio. "Quien no me quiere no merece vivir, será un infierno", consignó la agencia de noticias Ansa. Soldados y milicianos libios dispersaron hoy a los tiros a manifestantes que protestaban contra Muammar Kaddafi en Trípoli por primera vez en varios días, en medio de otras marchas en ciudades rebeldes y de una revuelta popular que avanza sobre la capital.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En el día 11 de la insurrección, manifestantes que coreaban consignas a favor de la renuncia de Kaddafi salieron de mezquitas en el centro de Trípoli tras las plegarias musulmanas de los viernes y se encontraron con tropas y miembros de milicias leales al gobierno que comenzaron a abrir fuego cerca de la plaza Verde.



"Lucharemos, lucharemos hasta reconquistar cada pedazo del territorio libio. Los derrotaremos como hemos derrotado al colonialismo italiano", aseveró.



"Hemos recuperado la dignidad del pueblo logrando hacer pagar los daños a Italia. Recuerden la gloria del pueblo libio. Hemos derrotado a los invasores italianos y, así, derrotaremos cada intento extranjero en contra nuestro", aseguró el líder libio.



Un corresponsal de la agencia de noticias ANSA -presente en el centro capitalino- dijo que una de las protestas era protagonizada por unas 200 personas frente a la mezquita de la vecina plaza Argelia cuando aparecieron fuerzas pro-Kaddafi y se oyeron tiros que provocaron la huida general de los manifestantes.



El cronista dijo que no quedó claro si los disparos fueron al aire o al cuerpo o si hubo víctimas en las protestas, que fueron las primeras en la capital -el mayor de los bastiones que aún controla Kaddafi- desde manifestaciones que también fueron reprimidas el martes pasado por la noche.



Testigos citados por la agencia de noticias DPA y la cadena de noticias CNN también denunciaron la represión de la protesta y dijeron que se disparó directamente a los manifestantes.



La agencia ANSA citó también a testigos que denunciaron que fuerzas de Kaddafi balearon a manifestantes en otros puntos de Trípoli, la capital libia, tras el fin de los rezos.



Según ANSA, un residente afirmó que vio cinco muertos en el barrio de Janzour, otro que fuerzas pro-Kaddafi tiraron de manera "indiscriminada" en la calle Sug Al Jomaa y que hubo más represión en los barrios orientales de Ben Ashur, Fachlum y Tajoura.



La cadena de televisión árabe Al Jazeera, por su parte, afirmó que militares que custodiaban el aeropuerto internacional de Trípoli, a 11 kilómetros de la capital, se amotinaron y adhirieron a la rebelión.



De confirmarse la noticia de que el aeropuerto de Maatoqa está de hecho en manos rebeldes, esto significaría un duro golpe a los intentos de Kaddafi de hacerse fuerte en Trípoli y resistir el avance de los insurrectos.



La oposición controla ya casi toda la mitad este de Libia y promete marchar sobre Trípoli para lograr su liberación y derrocar a Kaddafi, en el poder desde hace 41 años.



En tanto, decenas de miles de personas se congregaron en solidaridad con los manifestantes de Trípoli en Bengasi, la segunda ciudad del país, el lugar donde comenzó la revuelta y que es parte del territorio del este del país bajo control rebelde.



Miles de personas más se manifestaron contra Kaddafi en Derna y Al Baidi, informó la cadena Al Jazeera, que transmitía las protestas en vivo.



Duros enfrentamientos se registraron ayer en dos ciudades cercanas a Trípoli entre opositores y fuerzas de Kaddafi.



Los combates ocurrieron en Al Zawiya, 50 kilómetros al oeste de la capital, y en Misrata, a 200 kilómetros de Trípoli, y al menos 17 personas murieron en los choques.



El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto reunirse hoy para recibir un proyecto de resolución de Francia y el Reino Unido a votarse la semana próxima que pide sanciones contra Libia y llevar ante la Justicia internacional a los dirigentes libios bajo la acusación de crímenes contra la humanidad.



La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, dijo que la Unión Europea (UE) debe considerar imponer sanciones políticas y económicas a Libia para tratar de detener la violencia y hacer avanzar al país por la senda democrática.



En tanto, la máxima funcionaria de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, dijo que hay informes de asesinatos en masa en Libia que deberían alentar a la comunidad internacional a actuar "vigorosamente" para poner fin a la represión.



Fuente: Telam