Viernes, 25 Febrero, 2011 - 09:16

27 muertos y más de 9.000 familias afectadas por las lluvias en Bolivia

Las intensas lluvias y correntadas que azotan a Bolivia dejaron el saldo inicial de 27 muertos y 9.500 familias afectadas, confirmaron anoche fuentes gubernamentales. De acuerdo con el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco, varios departamentos y municipios se declararon desde hace cuatro semanas la alerta naranja, así como activaron los Centros Operativos de Emergencia (COE) a todos los niveles, según despacho de la agencia Prensa Latina.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




También precisó que como parte del Plan Nacional de Contingencias: Inundaciones, Desbordes y Correntadas, se activó un operativo de auxilio y atención a damnificados. En ese sentido, afirmó que en tres aviones Hércules comenzaron a distribuir en la región del Chapare (trópico de Cochabamba), una de las zonas más afectadas por las precipitaciones e inundaciones, unas 20 toneladas de provisiones, agua potable y alimentos.



Tuco advirtió que los caudales del río Chapare, Ichilo y otros desembocarán en unos días al Río Mamoré, Ibare y otros ríos que se encuentran en el departamento amazónico de Beni, por lo que hay grandes probabilidades de inundaciones Trinidad su ciudad capital.



También se mantiene la vigilancia sobre el río Bermejo, en la región de Tarija (sur), agregó. Debido al temporal asociado al fenómeno climatológico La Niña, el Ejecutivo boliviano declaró el martes último la situación de emergencia nacional. El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, confirmó que los organismos de asistencia fueron movilizados a los lugares de los desastres.



Según la autoridad, el gobierno boliviano dispuso de 20 millones de dólares para cubrir los requerimientos de las operaciones de asistencia y de reparación de daños provocados por los desbordes de ríos que dejaron a sectores de la población sin viviendas.



Los recursos provienen del Tesoro General de la Nación (TGN) y la cooperación internacional, según el decreto.
Fuente: 
Télam