Jueves, 24 Febrero, 2011 - 10:22

Ricardo Jaime, Pedraza; Jorge Capitanich: ¿Héroes o villanos?

Cuando hablamos de obras públicas, de disposición de bienes y servicios del Estado, o directamente, de dineros públicos, muchas veces nos sentimos maravillados ante el anuncio de grandes y necesarias obras públicas, sintiendo una natural predisposición a aplaudir a los funcionarios que impulsan cambios que supuestamente deberían beneficiar al conjunto social, que en algunos casos concretan, y que en otros, sólo inauguran o prometen.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Recuerdo el anuncio de Menem, en una escuela cordobesa, sobre una plataforma de lanzamiento de cohetes espaciales, recuerdo el tren bala, los cien mil puestos de trabajo, las promesas de terminar con la corrupción, de reconvertir la Provincia. ´Recuerdo tantas promesas incumplidas! Seguramente estaré olvidando muchas más, algunas intencionalmente. Lo peor es que no estoy seguro de si podré recordar, en algunos años, todas las que ahora hacen en campaña, y que saben bien que no van a cumplir.



Por las dudas, aunque no es el tema de hoy, voy a anotarme en alguna agenda el tema de los árabes y los US$ 400.000.000 para hacer arroz en El Impenetrable, en 30.000 hectáreas de tierras fiscales. Tierras fiscales y ni siquiera invitan a la firma del convenio al Presidente del Instituto de Colonización, lo que, además de una falta de respeto es prácticamente un insulto y un avasallamiento enorme e inaceptable a las atribuciones y obligaciones del Instituto de Colonización, sumando otro al tema de las maderas de los bosques o a que le hayan quitado la Unidad de Gestión de Regularización de Tierras Fiscales Rurales y Periurbanas.



Madera de los Bosques que el Instituto de Colonización, además, debería estar protegiendo y, en este supuesto despojo de tierras públicas, de eso ni se habla.

Pero además de ser un insulto al Instituto de Colonización, a su Presidente, a su gerente general, estimo que es un proyecto muy similar al de lanzamiento de cohetes de Menem, aunque desearía estar equivocado. Lamentablemente me parece que va a terminar siendo un gran negocio para alguna consultora con el que seguramente comprarán algunos cuadros de arte moderno, algunos otros llenarán sus bolsillos, pero lo que es arroz en El Impenetrable, va a seguir llegando el mismo arroz partido en bolsas, que algunos utilizan para alimentar perros y otros utilizan para alimentar personas excesivamente carenciadas.



Tampoco quiero mezclar mi tema de hoy con el de las mensuras de la Reserva Grande, de lo innecesario de repetir la mayor parte de ellas, ya realizadas, del costo de las mismas, de cómo y quienes se benefician con el convenio firmado entre Nación, Provincia y el Consejo de Agrimensores o de lo que sucede con las maderas que se van para Santiago del Estero, especialmente para Monte Quemado. Todo eso será tema de otra oportunidad, lo de los árabes deberá ser analizado, muy responsablemente, por la Cámara de Diputados, al igual que el resto.



Probablemente muchas de estas cosas también sean analizadas, oportunamente, en el ámbito donde se analizan las posibles comisiones de delitos.



Pero el tema de hoy, el que originara el título de esta nota, tiene que ver con las relaciones que existen o existieron entre la Secretaría de Transportes de la Nación, hasta hace muy poco comandada por el ahora procesado Ricardo Jaime, la Sub Secretaría de Transportes de la Nación, el Belgrano Cargas presidido por la segunda esposa de José Pedraza, ahora también detenido en su lujoso piso de Puerto Madero, La Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables.



La Subsecretaría de Transporte Automotor y Jorge Capitanich, que no está detenido, pero quien, en nombre de la Provincia, fue quien firmó los acuerdos para ese extraño y nunca bien explicado negocio donde la Provincia se quedó sin trenes, hay un puerto que habrá que ver como se sustenta su dragado permanente requerido y cuyos costos aún son desconocidos, además de estar en estudio la compra de barcazas. También allí debe haber, seguramente, importantes costos de consultoría que sería interesante conocer.



Quería contar sobre varios Decretos, Resoluciones de Jaime, algunas disposiciones y cómo, a través de ellas, fueron favoreciendo y preparando el terreno para que después, en todas sus subsecretarías, se pudiese hacer lo que se tuviera ganas.



Pero como me extendí demasiado, por ahora sólo voy a hacer mención al Decreto 24/2004 de Kirchner, a la Resolución 322/2004 por la que se autoriza el cambio de la estructura societaria; la Resolución 489/2004 por la que se prorrogan los plazos para modificar la composición accionaria de Belgrano Cargas y algunas otras Resoluciones y Disposiciones que me reservo, pues son de características demasiado específicas o técnicas.



Muchas veces, las urgencias, hacen que uno escriba sobre determinados temas y eso hace parecer como que uno se olvida de otros. Son muchos los que tengo en mi memoria, en este momento voy a hacer mención a algunos pocos, no deben olvidarse, son demasiado importantes: Empezaré con el tema de las gravísimas violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestra Provincia, no han avanzado nada, es como que quisieran que nos olvidemos. Eso no ocurrirá.



Lo mismo sucede con el tema del narcotráfico, desaparecido el tema de los medios es como que creyeran que no es algo que ocurra, consideran que también nos olvidaremos, no pasará. Por hoy, quisiera terminar con una denuncia hecha pública por la Dra. Ana María Pujol, referida a los geriátricos y lo ocurrido con su señora madre. ¿Inspeccionó la Municipalidad dichos geriátricos para ver si cumplen con las condiciones mínimas de habilitación? ¿Intervino el Ministerio de Salud de la Provincia o las autoridades del PAMI? En otra oportunidad insistiré con otros temas. Atiendan a la gente, para eso están.



Tal vez Menem, en aquella oportunidad de la plataforma de lanzamiento de cohetes, haya sido asesorado por quien entonces era su joven admirador y Subsecretario de Estado y que hoy es nuestro ya no tan joven Gobernador. Se me ocurre porque algunas actitudes, fantasías y delirios, son muy similares. 



(*) [email protected]