Jueves, 24 Febrero, 2011 - 09:24

Aporte al debate
Gustavo Martínez peroniza las filas

El 26 es un número que anida en el inconciente colectivo peronista, es parte del holograma donde radica la historia del movimiento nacional justicialista. No será Julio, pero es un 26 y con esa pauta, bajo esas banderas, Gustavo Martínez decidió dar batalla al modelo neoliberal que representa el candidato de la corona Eduardo Aguilar en la interna peronista.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
-“Le sacaron el micrófono a Gustavito, Sandra”-me comentaron.

Entonces azorada pregunté: -“¿Quien?”-.



La contestación fue contundente:-”La prensa paga por el gobierno”-

¿Qué había dicho Martínez que molestaba a la estructura de alguna parte de gobierno?

Habló de la opción entre una representación liberal expresa en la figura del ministro de economía Aguilar y otra cuyo origen sienta sus pautas en principios de justicia social que él estaba dispuesto a desempeñar.



En el fondo todos sabemos que Gustavo es la herencia política de Toto, por lo tanto de lo que habla es de la peronización del partido justicialista chaqueño desde sus propias tripas.



El micrófono no fue lo único que le sacaron a Gustavo. Por los pasillos de Casa de Gobierno se dice que esta maniobra tiene un operador en Obras públicas y que es quien administra información cambiada para “acostar” al caudillo peronista, un aprendiz de Cobitos solapado. De hecho el muy importante funcionario no proviene de las filas peronistas y apuesta a la candidatura de Aguilar de quien tampoco se sabe sobre si afiliación al PJ. lo cual inyecta acidez a la úlcera justicialista.



Ante estos dimes y diretes queda picando una pelota que no define el wing para meter un candidato, o se lo ubica en la cancha a presión para consumar una estafa al ciudadano de Resistencia o se busca al goleador para ganar la Intendencia por parte del justicialismo. Pero la publicidad hasta ahora apunta a perder por goleada contra Aída en una publicidad de carteles tan verdes como el inexpresivo afiche del candidato Aguilar ,campaña que es bancada por el propio Coqui. Eso genera urticaria en los movimientos sociales peronistas.



Este es un “verano Kaliente” para el PJ, el clima eleva la temperatura y pone nerviosas a las huestes peronistas que presienten que de gobernar la ciudad Eduardito el territorio urbano se volverá mayormente marginal para los pobres y caro para la clase media que intuye su gestión con aumentos en la carga impositiva al flaco bolsillo del ciudadano porque supuestamente optará no por el último libro expuesto en la feria del libro por su Jefe, sino por la Sumergida que promueve la concesión de todos los servicios de empresas de estado en manos de privados .



Por eso Gustavo opta por un acto masivo el 26.Fuera de micrófono expone su búsqueda en la peronización del movimiento para lograr un programa de ciudad equitativa donde salir de la pobreza urbana es el desafío .



Martínez no habla de entrega, sino de inclusión y desarrollo de posibilidades para el sostén social de la trama de Resistencia, habla de un programa de integración de los barrios pobres a través de un programa de tierras y de la evolución de pequeñas y medianas empresas familiares dentro del ejido que inyectarían VA a la calidad de vida de la Metrópolis . Con ello busca superar el proyecto de ciudad limpia que Aída hizo suyo con mucho compromiso.



Aguilar pretende copiar el proyecto de Ayala con algunos otros condimentos a concesión. Casi sin premisas ni conocimiento sobre el urbanismo sale a hacer una campaña cara y sin propuestas, prácticamente un plagio de lo que propone la actual Intendente de la ciudad.



Conocemos cual es el destino de los copiones que terminan expulsados y con un cero por parte del maestro de la clase ,que en este caso sería NI MAS NI MENOS QUE EL PUEBLO. Eso se juega el 26 .Parece que Gustavo se escucha sin micrófono porque en los barrios los movimientos sociales caminan como hormigas por subir el volumen al Acto del 26. 



(*) Periodista