Miércoles, 23 Febrero, 2011 - 09:05

Capitanich y Cámaras Constructoras delinearon estrategias para la finalización de viviendas en la provincia

La Casa de Gobierno fue sede anoche del encuentro entre el primer mandatario provincial y representantes de distintas cámaras constructoras con el objetivo ajustar algunos criterios que garanticen la rápida finalización de las unidades habitacionales que están en proceso de ejecución. Estas empresas tienen a su cargo la ejecución de planes de vivienda en la Provincia.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
También fueron parte del encuentro autoridades del Nuevo Banco del Chaco, el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda, y el Ministerio de Economía.



Las cámaras representadas agrupan a empresas que ejecutan obras pertenecientes a distintos planes de viviendas que se desarrollan en toda la geografía provincial. Por eso, la convocatoria del primer mandatario chaqueño tuvo como objetivo ajustar algunos criterios que garanticen la rápida finalización de las unidades habitacionales que están en proceso de ejecución.



Asimismo, Capitanich repasó en detalle los planes en desarrollo y las distintas fuentes de financiamiento.



Ante los empresarios del sector, el gobernador recordó que fue establecido, tras una reunión con el subsecretario de Vivienda de la Nación Luis Buontempo, el flujo financiero para garantizar en los próximos siete meses la finalización de las viviendas en ejecución. Al respecto, el Gobierno se aseguró la continuad, regularidad y disponibilidad de los fondos necesarios.



“Tenemos viviendas urbanas y rurales, y distintas operatorias también para aborígenes”, mencionó Capitanich. En este sentido, recordó que se construirán 1948 viviendas para los pueblos indígenas y 1400 viviendas rurales.





EL FINANCIAMIENTO

Luego, Capitanich repasó las disponibilidades de fondos para el Instituto de Vivienda. “En el presupuesto tenemos una proyección de 508 millones de pesos con distintas fuentes de financiamiento”, indicó el gobernador.



En este punto se anotan las transferencias llegadas desde el Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) y el recupero de las cuentas por cobrar, un apartado vinculado a la operatoria de escrituración de los bienes inmuebles adjudicados (las cuotas que pagan los beneficiarios). En tercer lugar se cuentan las viviendas correspondientes al Programa Plurianual Federal y, en un cuarto escalón, las financiadas a través de Anses.



“Fuimos la Provincia que más rápido logró instrumentar toda la operatoria Anses con este modelo de financiamiento”, subrayó el gobernador. Al respecto, recordó que el monto global de 360 millones de pesos se dividió en una primera etapa de 280 millones de pesos de financiamiento y un adicional de 80 millones de pesos. Esos fondos permitirán la construcción de las 5.000 viviendas previstas.



En el panel central de la reunión, el gobernador estuvo acompañado por el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda, José Valentín Benítez, y el vocal Freddy Carauni; el vicepresidente del Nuevo Banco del Chaco, Julio Sotelo y el diputado provincial Oscar Raffín.



Estuvieron presentes en el Salón Obligado de Casa de Gobierno representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), el Centro de Empresas Constructoras (CEC), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Constructoras (APYMEC), y Constructores del Norte.





GESTIONES ANTE LA SUBSECRETARÍA DE VIVIENDA

También durante el encuentro, el gobernador Capitanich se refirió a las gestiones realizadas ante la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la nación para lograr un flujo permanente de fondos que permita la rápida conclusión de los planes de viviendas en ejecución.



“Acordamos un programa de transferencias de $ 30 millones por mes a partir de febrero”, precisó. “Para nosotros es un tema muy importante y queremos hacer el máximo esfuerzo posible para cumplirlo”, agregó.



“La reunión pretende transmitirles las resoluciones que hemos estado trabajando. Pero también lo que nosotros queremos es que todas las obras puedan estar finalizadas para el 31 de agosto o, a más tardar la primera semana de septiembre”, concluyó Capitanich.