Martes, 22 Febrero, 2011 - 18:49

Intiman a una empresa a procesar residuos patológicos y a dejar de arrojarlos en un predio de Makallé

El Ministerio de Salud intimó mediante carta documento a la empresa “FENIX”, contratada para la recolección, tratamiento y destino final de esa clase de residuos. Así lo informó el director de Regiones Sanitarias, César Yabbur, quien señaló que la medida está destinada a regularizar de inmediato las prestaciones. Tras la denuncia efectuada por vecinos del lugar, el funcionario explicó que los paquetes se encuentran perfectamente tratados y esterilizados.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Ante la disposición final de residuos patológicos en un predio no apto de Makallé, “La intimación también establece que un nuevo incumplimiento devendrá en la inapelable rescisión del contrato con la empresa”, aseguró. En esa línea, llevó tranquilidad a los pobladores de Makallé al garantizar la realización de los controles necesarios para el correcto tratamiento y disposición de los residuos patológicos.



Tras la denuncia efectuada por vecinos del lugar, el funcionario explicó que los paquetes se encuentran perfectamente tratados y esterilizados. “Pese a ello, el Ministerio de Salud actuó en forma inmediata para detectar las falencias en el proceso de traslado y disposición, y se procedió a resolver los problemas que estas podrían haber producido”, aclaró.



Además, se conformó un equipo técnico integrado por miembros de la comisión de seguimiento que desde ayer, y en forma diaria, supervisa y controla el correcto cumplimiento de los condicionamientos y obligaciones que establece el convenio firmado oportunamente entre la empresa privada y el intendente de Makallé.



Finalmente, Yabbur explicó que entre otros aspectos, el convenio mencionado determina un predio específico para el destino final de los residuos, perfectamente esterilizados y tratados. Asimismo comentó que ocurridos los hechos se puso en contacto con directivos de la empresa, quienes argumentaron que debido a las inclemencias del tiempo y las malas condiciones del camino, no pudieron ingresar al predio establecido, debiendo ubicar otro espacio físico para el depósito.