Martes, 22 Febrero, 2011 - 07:10

Capitanich abrió la 11ª Feria del Libro Chaqueño y Regional y presentó su ensayo sobre el Chaco

Este lunes comenzó la semana del libro en Resistencia, con la Casa de la Cultura como sede del evento, el gobernador inauguró oficialmente la feria y presentó además un ensayo histórico, político, económico y social de su autoría, “Chaco, el secreto de la Argentina”. Durante la ponencia, explicó que la provincia “nació como un territorio de exclusión porque no perteneció a un proyecto nacional”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En la apertura de la 11° Feria del Libro Chaqueño y Regional, el gobernador Jorge Capitanich presentó un ensayo de su autoría. Durante la primera parte de la presentación, el mandatario chaqueño se enfocó en los orígenes del territorio provincial y en las razones que llevaron a su exclusión del contexto nacional.



“Hace 5 siglos los principales habitantes eran los pueblos originarios, que nunca fueron conocidos por un censo. Lo cierto es que, en el Chaco colonial se produjeron procesos importantes y, en función de eso, los mecanismos de expansión por el territorio que lo dividió en Chaco central, boreal y austral”, repasó Capitanich.



Desde el panel montado en el salón principal de la Casa de las Culturas y acompañado por un amplio espectro de autoridades provinciales y nacionales, así como también personalidades del quehacer cultural, el primer mandatario chaqueño consideró trascendente conocer en profundidad la verdadera historia de la Provincia. En este sentido, develó los primeros datos relevantes: “El territorio chaqueño, de tener más de un millón de kilómetros cuadrados, se quedó con sólo 99.623 kilómetros cuadrados”, dijo.



“En definitiva nuestro territorio, que formó parte de una estrategia de ocupación territorial, no ha tenido una inserción adecuada en el proyecto nacional”, remarcó Capitanich. Por eso y como anticipo de la conclusión del libro, subrayó que el Chaco nació como un territorio de exclusión porque no perteneció a un proyecto nacional. “En ese contexto vinieron los problemas de organización política, económica y social”, indicó el gobernador.



Luego, fundamentó las razones que dieron origen al nombre de la obra: “Se llama el Secreto de la Argentina y le robamos el slogan de la Subsecretaría de Turismo, porque es lo que mejor expresa lo que es la provincia del Chaco”. Así, Capitanich precisó que “significa lo que no se sabe de la provincia porque, en definitiva, el Chaco es la misma abstracción de este gran territorio que es el Chaco Americano”.







UN GRAN DESCONOCIMIENTO



En el prólogo de la obra, el gobernador explica que la necesidad de escribir este libro tiene una directa vinculación con un supuesto previo: “un gran desconocimiento de nuestro pueblo respecto de sus orígenes y, por ende, de su propia identidad”.



Así relata que, tras el diálogo con el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología Francisco Romero, “con quien nos une una profunda amistad, afinidad ideológica y pasión por la lectura y por la historia”, fueron análisis diversos, experiencias y anécdotas los que jalonaron el “deseo profundo de pensar un texto que ofrezca una interpretación generosa y plural de nuestra historia”.



Luego explica que “el propósito de este ensayo es llegar a cada uno de nuestros hermanos y hermanas chaqueñas con un relato de nuestra propia historia, escrito con un lenguaje claro y preciso, para conocer profundamente de dónde venimos, para reconocernos en esta compleja identidad chaqueña que nos constituye, para contribuir a desmitificar viejos prejuicios que limitaron y todavía impiden el acceso al pleno conocimiento de nuestros orígenes y pertenencias; para ayudarnos, a construir entre todos la provincia que nos merecemos.



Enseguida, Capitanich sostiene que la identidad chaqueña se nutre desde las perspectivas plurilingüe, pluricultural e interreligiosa, desde la tensión e interacción de pueblos indígenas, corrientes inmigratorias y comunidades criollas que poblaron nuestras tierras y construyeron sus propios espacios, relatos e interpretaciones sobre el Chaco, conforme sus visiones de mundo”. Y agrega: “Estudiar el desarrollo del Chaco en sus distintas etapas implica comprender dichas tensiones y la visión de mundo y de desarrollo que prevaleció hasta el presente”.



También el gobernador, durante el prólogo del libro, indica que el ensayo histórico surge, precisamente, frente a la necesidad de que cada chaqueño conozca sus orígenes, “porque un pueblo que no conoce su historia, como lo alegoriza Gabriel García Márquez en Cien años de Soledad, puede estar condenado a repetir sus errores”.



Como dato revelador, precisa que “una encuesta reciente sobre 1000 casos en la provincia corrobora el supuesto mencionado, punto de partida y estímulo claves del por qué escribir este libro. El 100% de los chaqueños encuestados no ha podido responder correctamente 10 preguntas elementales acerca de nuestra historia, nuestra cultura y nuestro presente”.







CHACO, CON LAS MEJORES CONDICIONES



Más adelante, Capitanich reafirma que “el Chaco es una provincia que hoy tiene las mejores condiciones de su historia para convertirse en una potencia agroalimentaria, porque la República Argentina es actualmente una potencia mundial en la materia, inserta en un contexto mundial que demanda agroalimentos que nuestra provincia y nuestra región pueden producir”.



Sostiene, a la vez, que es una provincia que, dadas sus potencialidades, recursos y ubicación estratégicas, puede convertirse en una potencia energética a partir del desarrollo de energía no convencional (biodiesel, bioetanol, bioenergía), así como también puede llegar a ser una fuente de desarrollo industrial a través de inversiones estratégicas en el plano siderúrgico, de biotecnología, de procesamiento de nuestros recursos naturales y del aprovechamiento de una parte de la reserva de agua dulce que poseemos.



“La combinación de nuestra propia identidad con la potencialidad de nuestro destino histórico está íntimamente asociada con nuestra ubicación geopolítica estratégica. Somos el corazón de la cuenca del Plata. Somos el nervio central de las comunicaciones fluviales, terrestres y aéreas del MERCOSUR, y por último, somos un eje distintivo del corredor bioceánico norte”, enfatiza el gobernador.



Por eso, subraya que “entender e interpretar nuestra historia es una contribución esencial para reconocer nuestra identidad, que es la base de la conciencia de una comunidad. La concienciación social contribuye a la capacidad de acción colectiva y a la identificación de objetivos estratégicos, metas de acción, estrategias de intervención territorial e interacción del sector público y privado sobre la base de un proyecto de provincia que nos contenga a todos”.



Así también asegura que “este libro pretende erigirse en homenaje a nuestros padres fundadores, a quienes dejaron su vida por un ideal, a nuestros hermanos indígenas y caciques que fueron líderes espirituales de epopeyas señeras en defensa de su concepción de la tierra como propiedad colectiva y madre nutricia dadora de sentido y sustento, a nuestros inmigrantes que vinieron de lejanas latitudes para hacer de nuestra tierra una promisoria fuente de generación de riquezas”.



“Es un homenaje, además, a nuestros chacareros, campesinos y hacheros del monte, a nuestros criollos que trabajaron y trabajan a sol y sombra, a nuestros trabajadores e intelectuales y a quienes representaron, desde distintas posiciones, las voces plurales de expresión de nuestro pueblo”, acota.