Domingo, 20 Febrero, 2011 - 12:34

Niz sostiene que el 20% es insuficiente porque "la mayoría de los trabajadores están en situación de precariedad"

A las puertas de una nueva reunión con la cartera económica, el secretario general de UPCP, José Niz, reconoció que la transformación y modernización del Estado implican ineludiblemente el compromiso de la patronal de pagar salarios que se condigan con la realidad social y económica del trabajador, por eso considera que está destinada al fracaso aquella política que signifique que los trabajadores son “la variable de ajuste”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El dirigente puso énfasis en que el Poder Ejecutivo debe garantizar todos y cada uno de los derechos que establece a Constitución y no olvidar que “la transformación estatal debe también alcanzar a la transformación de la calidad de vida de los trabajadores de la administración quienes en este momento representa a uno de los sectores que ha sido más castigados por la inflación”.



“El salario
es el único ingreso con el que cuenta el trabajador
para hacer frente a sus necesidades y a las de su grupo familiar. Pero el salario no sólo debe satisfacer a los gastos de subsistencia, sino que debe permitir al grupo familiar a acceder a una mejora en sus condiciones de vida, garantizarle una formación y capacitación de acuerdo con los avances tecnológicos y las nuevas exigencias del mercado laboral”, puntualizó.



PERSONAL PRECARIZADO

Además analizó que los bajos salarios del sector público “generan un sector de excluidos del circuito económico, porque se ven obligados a posponer sus expectativas y proyectos para poder hacer frente a sus necesidades primordiales. Además, hay que tener presente que el personal precarizado supera en un 80 por ciento al personal de planta permanente con el agravante que los salarios de este sector se encuentran congelados desde el 2008”.



LA REALIDAD DEL SECTOR

El dirigente gremial también abordó la composición actual del salario del sector, afirmando
que la UPCP se ve en la obligación moral de dar a conocer la situación por la cual atraviesan los trabajadores públicos provinciales y en especial lo relativo al salario “exiguo” que la mayoría perciben.



“Lamentablemente, hoy la categoría más baja del escalafón percibe un haber menor a los 1.400 pesos, sin antigüedad ni título; y en el caso de tener menos de cinco años de antigüedad y poseer el título secundario completo se suma un importe que ronda los 400 pesos. Estos son valores brutos a los cuales se aplican las deducciones por ley como lo son jubilación, obra social, fondo para salud pública, seguro”, expuso Niz.



Por esta razón afirmó que “los números muestran que la mayoría de los trabajadores se encuentran en una situación de precariedad, con salarios inferiores a los 1.500 o 1.000 pesos de acuerdo a la función”.



EL RECLAMO

Niz afirmó que “en este contexto hacemos ver que es insuficiente la propuesta del 20 por ciento –en dos veces- calculada sobre las variables de el Básico y Retribución por Equiparación salarial, dado que representa menos de 200 pesos para la categoría más baja del escalafón general.



Es por ello que consideramos que la aplicación de los principios de justicia social
y equiparación salarial se cristalizarán cuando el Poder Ejecutivo entienda que una política salarial de equidad debe considerar la incorporación de los 500 pesos como suma remunerativa y bonificable, los 150 pesos tal cual se pactara en el Acuerdo Programático del 3 de junio de 2010, además de un 30 por ciento sobre los tres conceptos que integran la escala salarial fijada por la Ley 6010 (es decir básico, adicional remunerativo y bonificable, compensación jerárquica y retribución de equiparación salarial)”.