Sábado, 19 Febrero, 2011 - 11:57

Victoria Donda presentará su obra en la Feria del Libro

La diputada nacional de Movimiento Libres del Sur, Victoria Donda, visitará Resistencia para presentar su libro “Mi nombre es Victoria: Una lucha por la identidad”, en el marco de la 11ª Feria del Libro Chaqueño y Regional. El evento se llevará a cabo el martes 22 de febrero a las 21 en la Sala 3 del 2º piso de la Casa de las Culturas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La presentación del libro, que habla del camino recorrido por Victoria desde su nacimiento en la ESMA, su apropiación por un miembro del grupo de tareas de ese centro clandestino y la recuperación de su identidad en el 2004, estará a cargo del abogado y militante de los Derechos Humanos Edwin “Peco” Tissembaum y del diputado provincial y candidato a gobernador Carlos Martínez.



Mi nombre es Victoria

La dictadura militar, el llamado Proceso de Reorganización Nacional, dejó tras su brutal paso historias plagadas de dolor y pérdidas. En algunos cientos de casos la lucha de distintos organismos de derechos humanos logró torcer el destino macabro que aquellos emisarios de la muerte habían intentado forjar con sangre en la vida de miles de argentinos.



La historia de Analía no es una historia más. Según el testimonio de sobrevivientes, nació en algún momento entre agosto y octubre de 1977. En un intento desesperado de que alguien pudiese reconocerla, su madre le atravesó los lóbulos de las orejas con un hilo azul. Quince días después de su nacimiento, la separaron de los brazos de su madre, quien luego sería asesinada en uno de los denominados "traslados", conocidos más tarde como "vuelos de la muerte". Su tío, como todos los responsables de la ESMA, estuvo entre quienes lo aprobaron. Su padre también permanece desaparecido.



A los 27 años, gracias a la denuncia anónima de una mujer que recordaba haber visto al militar que la entregó, las Abuelas de Plaza de Mayo pudieron al fin encontrarla. Así descubrió que su nombre no era el que creía, que sus padres no eran sus padres, y que el engaño gestado por los militares durante la dictadura había conseguido sobrevivir a más de dos décadas de democracia. Su historia es la de un país que sigue luchando por conocer su pasado. En este libro, la mujer más joven en ocupar una banca en el Congreso de la Nación nos cuenta su historia. Su vida es un ejemplo de cómo la verdad, por más orquestadas y sistemáticas que sean la falacia y la mentira, siempre termina por imponerse y de que los lazos de sangre constituyen una realidad imposible de callar. Y su relato es, sobre todo, una forma de clamar a los cuatro vientos aquello que durante tantos años quisieron negarle, su propio nombre: Victoria.