Sábado, 19 Febrero, 2011 - 10:19

Por sus declaraciones sobre el "avance chino"
El Frente Grande dice que Aída reproduce el pensamiento de la derecha y reclama que se retracte

En un documento firmado por varios exponentes del Frente Grande Resistencia, expresan su repudio y rechazo a las declaraciones de la intendente Aída Ayala, y señalan que “reproducen el pensamiento de la derecha nacional, retrograda y xenófoba”. Afirman que dichas declaraciones, “no nos representan y nos avergüenzan. Las repudiamos enérgicamente, y esperamos una retractación pública en su calidad de Jefa Comunal”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Así lo afirman en el documento, firmado por Gustavo Cicik, Tere Cubells, Gabriel Fitz Maurice, Horacio Losas y Alfredo San Cristóbal del Partido Frente Grande, Junta Municipal de Resistencia.



“En recientes declaraciones la intendente de la ciudad de Resistencia Aída Ayala ha expresado que la República Popular de China ocupará la Argentina (todo esto en el marco de una alerta internacional, “los chinos están invadiendo el mundo”), explicaba además que esta ocupación era posible por la políticas que se llevan adelante desde el gobierno Nacional y Provincial.



La sorprendente declaración se da en el marco de los controles llevados a cabo por AFIP, Gendarmería Nacional e inspectores municipales a los llamados supermercados chinos.



Las expresiones de repudio no han sido suficientes a nuestro juicio, y sí han aparecido justificaciones, por los que nos parece relevante no dejar pasar el incidente.



Se ha pretendido, tanto desde la UCR como la propia intendente cubrir sus expresiones discriminatorias en un problema económico a partir de una demanda de los comercios locales de la que pretende transformarse en su adalid. La mandataria municipal, se percató de una supuesta “invasión china” a nuestro país que incluiría el maltrato a sus empleados o trabajadores como parte de una idiosincrasia que ella no comparte.



Sin embargo, su partido y ella misma no han dicho nada respecto de los recientes allanamientos que sacaron a la luz el trabajo esclavo promocionado por multinacionales de origen norteamericano y europeo y grandes pseudoproductores agropecuarios argentinos, claro ser chino, boliviano, o paraguayo conlleva otra clase de “invasión” porque la idiosincrasia europea o norteamericana que ella conoce muy bien por sus viajes y paseos seguramente es de otra “clase”.



Los reclamos de los comerciantes, el trabajo esclavo, el contrabando, la evasión, etc etc, no se combaten con declaraciones de este tipo, sino con políticas serias, desde los distintos niveles de gobierno, incluido el Municipio de Resistencia.



La propia torpeza de un gobierno municipal sin capacidad para gestionar políticas activas que favorezcan la producción e inversión local, y desarrolle acciones de control, lleva a la señora intendente Aída Máxima Ayala a responsabilizar a una colectividad. ¿También lo hará ante las populosas barriadas de nuestra ciudad que en virtud de no contar con recolección de residuos arrojan donde pueden la basura? ¿O responsabilizará a los jóvenes que no cuentan con adecuados espacios verdes o recreativos de jugar en las plazas? ¿O criticará a vecinos y vecinos que se endeudan para poder contar con un precario medio movilidad porque los sistemas de transporte de pasajeros están colapsados al igual que el transito?



Lo que Ayala no entiende o concibe es que nuestro país fue nutrido social, cultural y étnicamente desde distintos lugares y somos esencialmente diversos en cultura, religión, ideología, un ejemplo justamente de esta construcción diversa somos nosotros, nuestra Provincia y especialmente Resistencia, y estamos orgullosos de esa característica.



Es por ello que, como nunca, tenemos gobiernos nacionales y provinciales actuando en consonancia para dar la debida cobertura legal a las hermanas y hermanos del mundo que quieren habitar el suelo argentino. Nos preguntamos ¿que hubiese dicho la señora intendente de las distintas corrientes migratorias que vinieron a la Argentina a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, hubiese calificado de invasión la llegada de los friulanos a nuestra provincia?



El respeto a lo diverso, no es un don otorgado por los dioses, es una práctica social que una comunidad debe darse para vivir verdaderamente en democracia, estas expresiones como la de tantos que ven en lo diferente algo peligroso debe convocarnos a reflexionar, de no hacerlo corremos el riesgo de cometer las mismas atrocidades practicadas en el pasado.



Por eso lamentamos las posteriores palabras de la intendente, que no se hace cargo de lo que dice, que no se retracta, ni pide disculpas como corresponde, y por el contrario en la misma línea que lo que viene realizando en nuestra ciudad relativiza sus errores, “se ha hecho un globo de nada”, y ante las criticas dice “Esto tiene totalmente un tinte político…”.



En el mismo sentido la Alianza salió a respaldarla, a través del Presidente de la UCR Luis Verdún, (¿Qué enseñanza quedó de aquel dirigente radical que recorría el país recitando el preámbulo? que sin ponerse colorado, apoya totalmente las agraviantes expresiones y termina casi acusando al INADI de persecución política).



Al igual que Macri, Aída (Verdún y otros dirigentes locales) reproducen el pensamiento de la derecha nacional, retrograda y xenófoba, agitando falsos nacionalismos y la selección de la inmigración. Estas lamentables expresiones impactan negativamente sobre los jóvenes en formación, y sobre toda la comunidad, dado que trabajosamente la sociedad Argentina ha construido una gran mayoría que ya no tolera episodios de discriminación que sin duda es uno de los flagelos de nuestra democracia



No estamos cuestionando el pensamiento personal de Aída Ayala (con el que tenemos obviamente claras y profundas diferencias) sino su expresiones como máxima autoridad comunal y representante de todas y todos los ciudadanos de Resistencia.



Sus declaraciones señora Intendente, no nos representan, no nos expresan, y nos avergüenzan. Las repudiamos enérgicamente esperamos una retractación pública en su calidad de Jefa Comunal”.