Viernes, 18 Febrero, 2011 - 12:10

Relevamientos indican un gran crecimiento de la industria del software en Chaco

Según estos índices, en la provincia se crearon 45 empresas de software y servicios informáticos (SSI) entre 2008 y 2009, una cifra que equivale al 5 % del total de las industrias de la provincia y que representa un fuerte impacto en términos de empleo.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
De acuerdo con los más recientes relevamientos, en el Chaco hay registradas más de 130 PYMES, de las cuales la mayoría comenzaron a operar en la última década, con un fuerte impulso a partir de 2007.



Desde el inicio de la gestión del gobernador Jorge Capitanich, el gobierno provincial impulsa un plan estratégico para el desarrollo de la industria.



Al frente del programa se ubicó el Ministerio de Economía, Industria y Empleo, que concretó inversiones y desembolsos para fortalecer puntos clave, entre ellos capacitación y financiamiento.



En cuanto al empleo en el sector, las empresas con mayor trayectoria y consolidación en el mercado promedian una planta de entre cuatro y cinco empleados cada una.

La presencia de ingenieros en Sistemas es elevada en el sector y representan a casi el 50% de los trabajadores, mientras que un tercio son estudiantes de las carreras de Ingeniería de la UNNE, la UTN y la UNCAUS. El resto lo conforman otros profesionales y estudiantes.



En el Chaco, al igual que ocurre en otros distritos, el SSI se caracteriza por la gran cantidad de ingenieros y profesionales que trabajan por cuenta propia, muchos de ellos bajo cierta informalidad o dentro de sociedades básicas creadas para comercializar y distribuir los productos y aplicaciones que desarrollan.





EN SINTONÍA CON EL MUNDO

A nivel global, la industria de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) muestra una expansión fuerte y sostenida, con una tendencia claramente en alza.



En este contexto, Argentina aparece entre los países que en los últimos años comenzaron a posicionarse en el mercado y que, a partir de la calidad de sus recursos humanos, se consolidará como “emergente” en un corto plazo. Lo mismo ocurre con Brasil, Chile, México, Malasia, Filipinas y países del este de Europa.

En la Argentina, la dinámica de la industria SSI en los últimos años ha sido destacable: creció a una tasa promedio del 20% anual desde la devaluación (2002), en tanto que se ha cuadruplicado el volumen de ventas hacia 2008.



Las causas de este crecimiento acelerado se encuentran en las condiciones macroeconómicas favorables que incentivaron la industria, principalmente un tipo de cambio competitivo que posibilitó nuevas oportunidades de inversión y el acceso a mercados para las exportaciones, además de la participación del sector público como promotor del crecimiento mediante el reconocimiento como industria y la implementación de políticas para incentivar el desarrollo del sector (desde 2004).