Viernes, 21 Enero, 2011 - 21:12

El Gobierno implementará un seguro nutricional para garantizar la salud de niños en riesgo

El seguro funcionará a través de una tarjeta similar a las tarjetas alimentarias pero con el objetivo de proveer de alimentos balanceados a niños de 0 a 6 años y embarazadas con alteraciones nutricionales. Forma parte de las acciones realizadas por la Unidad de Seguimiento Nutricional y estiman que entrará en vigencia a partir de marzo. Los adjudicatarios de las nuevas tarjetas serán el padre o la madre del niño o la propia embarazada.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




Como una de las acciones tendientes a garantizar las prestaciones alimentarias, alimentarias y educativas de todos los sectores de la población, el Gobierno provincial creó la Unidad de Seguimiento Nutricional, integrada por los ministerios de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Educación y Salud. Este órgano trabaja en el área metropolitana con niños de 0 a 6 años con alteraciones nutricionales y embarazadas y lleva adelante acciones vinculadas a la provisión de alimentos balanceados, la educación alimentaria a través de talleres de capacitación y el seguimiento y control de los casos de manera directa por un profesional de la medicina.



En esta línea, a las habituales acciones en terreno que se implementan desde el año pasado, en un encuentro realizado hoy, el gobernador Jorge Capitanich acordó con la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Beatriz Bogado; el ministro de Salud, Francisco Baquero, y representantes de la empresa que emite las tarjetas alimentarias, la puesta en práctica de un seguro nutricional, el que estará destinado a la población con la que trabaja la Unidad de Seguimiento Nutricional.



En la actualidad, la unidad entrega módulos con alimentos balanceados en función de las particularidades de cada caso, operatoria que será reemplazada cuando culmine el proceso administrativo y entre en vigencia el seguro, estimativamente para marzo, y cuyo adjudicatario será el padre o madre del niño o la propia embarazada.



Además, se aclaró que esta herramienta no se superpone con ninguna línea de acción de transferencia social y sus titulares podrán utilizarlo en la red de comercios que adhieren actualmente a la operatoria de tarjetas alimentarias.



De igual modo, como el propósito es atender la situación coyuntural del déficit nutricional, el equipo de profesionales de la unidad determinará cuáles son los casos que precisan revalidar el acceso al seguro de manera periódica y aquellos que ya no precisan de esta herramienta.



“Esta medida viene a reforzar el trabajo para garantizar la seguridad alimentaria que tiene objetivo que no existan niños con riesgo nutricional en la provincia”, indicó Bogado.



A su turno, Francisco Baquero detalló que la labor que efectúa la unidad comprende a chicos con sobrepreso o talla baja al tiempo que ponderó la puesta en marcha de esta iniciativa focalizada que permitirá agilizar las acciones del equipo técnico como también la recuperación del niño. “El seguro no se trata de un paquete abierto sino que incluye leche, alimentos frescos, carnes, huevos, legumbres y otros productos que queremos suministrar al niño o la embarazada para lograr su rápida recuperación”, sostuvo.