Domingo, 16 Enero, 2011 - 11:45

Hubo 6 muertos y 14 heridos
Masacre de Tucson: la congresista baleada ya respira por sus propios medios

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los médicos le han quitado este sábado la respiración asistida a la congresista norteamericana Gabrielle Giffords, luego del atentado sufrido hace una semana. El personal sanitario le ha realizado una traqueotomía, según explica un comunicado del Centro Médico de la Universidad de Arizona, en el que se encuentra ingresada en estado crítico.

En realidad, Giffords ha respirado por sí misma durante los últimos días, pero los médicos mantuvieron el sistema de respiración asistida por precaución, según ha explicado el jefe de la sección de Traumatología, Peter Rhee. Asimismo, los cirujanos han colocado una sonda a la congresista para poder alimentarla a través de ella.



A partir de ahora, los familiares de Giffords deberán realizar un arduo trabajo para que la congresista vuelva a recordar y a agilizar su mente luego del atentado que sufrió. Es por eso que su marido se encuentra al pie de su cama contándole cosas de su pasado.



Seis personas murieron, entre ellas una niña de nueve años, y catorce quedaron heridas en el tiroteo del pasado día 8 en Tucson, por el que la Policía culpa a Jason Loughner, un joven de 22 años con aparentes problemas mentales.



Según revelaron hoy fuentes de las fuerzas de seguridad a los medios norteamericanos, Loughner se fotografió antes del incidente vestido únicamente con un tanga y posando con un arma. La imagen ha aparecido en un rollo de película de 35 milímetros que Loughner llevó a revelar horas antes del ataque.



Según las fuentes, en la foto, que no se ha difundido, se ve al sospechoso mientras se cubre la entrepierna con el arma. Al tiempo que se ha difundido la existencia de la foto, se ha divulgado también un video que supuestamente grabó Loughner en el campus de la escuela comunitaria del condado de Pima de la que resultó expulsado el pasado septiembre tras protagonizar una serie de incidentes en clase.



En el video, en el que el narrador concluye como "Jared de Pima College", se ven imágenes nocturnas del centro de estudios, mientras se escucha a la supuesta voz de Loughner acusar de "tortura" y "genocidio" a la escuela comunitaria, "uno de los mayores fraudes de este país".



Fuente: Infobae