Domingo, 16 Enero, 2011 - 11:01

Se llevaron $ 6 mil, artefactos electrónicos, y son intensamente buscados
Violento ataque: delincuentes secuestran y asaltan a un matrimonio en Buenos Aires

Un grupo de delincuentes interceptaron a un matrimonio cuando circulaba en su auto en la Autopista del Oeste y la amenazaron para robarle. Luego de golpearlos y raptarlos, desvalijaron su casa. "Les pidieron que entregaran todo y que se quedaran tranquilos", relató a la prensa Alicia, la madre de Guillermo, una de las víctimas.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




El hecho ocurrió el sábado a la madrugada en Ramos Mejía, Buenos Aires, cuando Guillermo Gómez, de 29 años, y su mujer Vanesa, de 28, transitaban en su Mini Cooper en el cruce de Rivadavia y Medrano, y fueron embestidos por un Volkswagen Bora conducido por ladrones.



Gómez se bajó del vehículo y los delincuentes, armados con ametralladoras, aprovecharon para subirse al Mini Cooper y le exigieron que entrara, mientras otro se llevó a Vanesa al interior del Bora.



Los amenazaron de muerte y obligaron a dirigirse a su vivienda, en Villa Luzuriaga, para robarles. Al llegar, se llevaron dinero, relojes, teléfonos y artículos electrónicos.



Más tarde, abandonaron a la pareja en la intersección de Don Bosco y Camino de Cintura, en Morón. "Estamos en manos de Dios y fuera de las manos de todos los que nos tienen que cuidar", reclamó Alicia tras describir el violento asalto.



Personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón y otras sub delegaciones intervienen en la búsqueda de los delincuentes, mientras el titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) en turno lo hace en el plano judicial.



Los integrantes del grupo de delincuentes que perpetró el asalto en la localidad bonaerense son intensamente buscados por personal de distintas delegaciones de investigaciones del oeste del conurbano.



Al llegar a la propiedad, los ladrones se alzaron con unos seis mil pesos, varios relojes y teléfonos, además de un televisor de plasma y un reproductor de DVD, siempre con amenazas lastimar o violar a la dueña de casa, indicaron las fuentes.
Fuente: 
La Nación y Télam