Viernes, 14 Enero, 2011 - 07:53

"La situación del campo no cambió desde el conflicto por la 125"
Peche: "Los productores siguen asfixiados por la presión tributaria"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Refiriéndose al aumento del Impuesto Inmobiliario Rural en más del 700 % que fue denunciado por la Sociedad Rural del Chaco, el diputado aliancista recordó que la Legislatura aprobó la ley que modificó el Código Tributario Provincial. Sin embargo, aclaró que “esa reforma comenzaría a regir a partir de las 4 mil hectáreas” y “no se está cumpliendo con esos parámetros; lo que está generando un fuerte endeudamiento en los productores”. Y tiró algunos “palitos” contra el Gobernador.



El presidente del interbloque de Diputados de la Alianza Frente de Todos, Carim Peche, mantuvo reuniones con representantes del sector agropecuario de la zona del centro y sudoeste chaqueño, quienes le manifestaron la alta preocupación que existe en el sector tras la aplicación del aumento en el impuesto inmobiliario rural como un hecho que se suma a los impactos negativos que viene soportando el sector.



Dijo que “lo que no dicen es que ya se aplican aumentos de hasta el 750%” y además señaló que “el corazón de este Gobernador mira al sur, está en Buenos Aires y eso no es lo que necesitamos”.



Peche recordó que “la Cámara de Diputados sancionó en octubre pasado con 17 votos la ley que modificó el Código Tributario Provincial reformando el Impuesto Inmobiliario Rural, incorporando como artículo 104 bis del decreto-ley 2.444/62 (Código Tributario Provincial)”.



Pero aclaró que “esa reforma comenzaría a regir a partir de las 4 mil hectáreas; sin embargo, no se está cumpliendo con esos parámetros y actualmente la determinación fiscal se retrotrae a 2 mil hectáreas, lo que está generando un fuerte endeudamiento en los productores”.



“La situación del campo no ha cambiado en nada desde aquel conflicto por la Resolución 125 –dijo Peche-, los productores siguen asfixiados por la presión tributaria, hay estudios que demuestran que, para el caso de la soja, la presión es del 52% sobre el ingreso bruto del productor, es decir que el Estado se está quedando con el 52% del esfuerzo del productor sin arriesgar nada”.



“Mientras que el agricultor de ese 48% que le queda, debe descontar la compra de insumos, agroquímicos, maquinarias, todo sumado al proceso inflacionario vigente. Además, debe pagar salarios con sus respectivos aportes y seguros de trabajo, y ni hablar de tener que soportar pérdidas alarmantes ante sequías o inundaciones”, indicó.



“Esto es inédito en el mundo, y ahora encima el aumento de este impuesto, que el Gobierno dice que es mínimo, pero lo que no dicen es que a través del Decreto Nº 3933 del 12/11/08 y el Decreto Nº 3947, el Gobernador Capitanich ya había actualizado los valores básicos por hectáreas para la tierra rural en 21 zonas y ese recálculo ya se está aplicando con aumentos de hasta del 750%”, subrayó.



“Analizar el impuesto inmobiliario rural en forma aislada es una equivocación –dijo Peche- tomar en cuenta solo la superficie no es equitativo, porque no es lo mismo la tierra ganadera que la agrícola, o un inmueble rural ubicado en la zona del domo agrícola que uno ubicado en el impenetrable chaqueño”.



Y agregó que “los productores me transmitieron su preocupación ante la cercanía del vencimiento de la primera cuota ya que la modificación que están aplicando alcanzará a los contribuyentes que cuentan desde 2 mil a 5 mil hectáreas, cuyas actualizaciones son de hasta el 750% a pagar en dos cuotas adicionales, con vencimientos al 25 de enero y 25 de febrero del 2011”.



El titular de la bancada opositora manifestó: “El Gobierno nacional ha declarado al campo su peor enemigo, hoy todos padecemos las consecuencias de ese ensañamiento. La presidente y nuestro gobernador dicen que el campo no es solidario, sin embargo hoy están inaugurando pavimento en todos los pueblos con el dinero del fondo sojero”.



“Un estado que solo recauda y no arriesga absolutamente nada, hace política con el dinero producto del esfuerzo del productor que debe correr con todos los riesgos y sin embargo siguen atacándolos y presionándolos tributariamente, porque no solo esta mal el sector agrario, también la pasan muy mal otros sectores como el ganadero, la industria láctea”, señaló.



“Ahora, está el tema de las restricciones para la exportación de trigo que ha puesto nuevamente al campo de pie, tal como lo venimos diciendo desde siempre. Este Gobernador nunca tuvo intenciones de defender a nuestros campesinos, a nuestros trabajadores ni de luchar por los intereses del pueblo chaqueño, su corazón mira al sur, está en Buenos Aires y eso no es lo que necesitamos en el Chaco”, disparó.