Jueves, 13 Enero, 2011 - 20:57

La Policía presume que los autores del doble asesinato en Castelli torturaron a sus víctimas para robarles

Aún no han trascendido demasiadas precisiones, no se sabe si los malvivientes perpetraron el robo o si mataron a Manuel Roseo (75 años, de nacionalidad italiana) y Nelly Bartolomé (73 años, cuñada de Manuel Roseo) para que les dijeran donde guardaban sus valores sin conseguir nada de ellos. Roseo es propietario de la Estancia "La Fidelidad" y todos en su ciudad conocían de su poder adquisitivo. Un empleado de la pareja apareció en Tres Isletas, desvanecido después de haber sido torturado por los ladrones, nadie sabe cómo lo trasladaron hasta el lugar. Hasta ahora sólo gran consternación en Castelli y desconcierto por los indicios del crimen.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Si bien la policía científica de Juan José Castelli continúa trabajando sobre pistas que lleven a los responsables del doble homicidio ocurrido en la localidad de Juan José Castelli y que conmocionó a toda esa población, trascendió que se trata Manuel Roseo (75 años, de nacionalidad italiana) y Nelly Bartolomé (73 años, cuñada de Manuel Roseo) quienes poseían grandes extensiones de tierra en esa ciudad. Manuel Roseo era el dueño de la Estancia conocida como “La Fidelidad”.



Sorprende a vecinos y amigos de estas personas y a toda esa comunidad, la forma en que se produjo este brutal asesinato, a medida que trascienden detalles de la modalidad y alevosía con que fue masacrados.



La versión de la policial dada a conocer alrededor de las 10:30 por el comisario Inspector Claudio Osuna, responsable del área Prensa de Dirección General de la Policía del Chaco Zona Interior Sáenz Peña, daba cuenta que “a las 10.30 de la mañana de este jueves, la Policía tomó conocimiento que dentro de un domicilio ubicado en calle España al 365 de planta urbana de la localidad norteña, fueron encontrados asesinados los cuerpos de dos personas mayores de 50 años".



Señalan que el lamentable cuadro fue descubierto por una vecina quien de inmediato dio aviso a la policía de este horrendo suceso. Cuando llegaron los efectivos a la vivienda ubicada en la planta urbana de la ciudad donde residía el matrimonio encontraron que estaba revuelta totalmente y con manchas de sangre en diferentes sectores de la misma. 



Esta primera inspección ocular hacia suponer que los delincuentes buscaban dinero o joyas, o algún otro elemento de valor por parte de los delincuentes. Las víctimas eran personas muy conocidas, de alto poder adquisitivo y propietarios de campos ganaderos en la zona.



LAS VÍCTIMAS



"Los fallecidos tenían sus cabezas cubiertas por bolsas de nylon, múltiples golpes en todo el cuerpo, las manos atadas con cinta adhesiva y signos de haber sido torturados para seguramente sacarles información sobre algún dinero o joyas que tendrían en la casa; aunque todo es materia investigativa", señaló el funcionario policial desde la Dirección de Zona Interior Sáenz Peña.



Por otro lado trascendió que una tercera persona, que aparentemente sería empleado de estas dos personas, fue privado de su libertad y más tarde encontrado en un camino en cercanías de Tres Isletas con golpes en la cabeza. Esta persona pudo declarar que también le “embolsaron” la cabeza y luego de recibir golpes, extrañamente lo abandonaron en el mencionado lugar.



La Policía continúa investigando este doble asesinato para lograr el esclarecimiento de este tremendo hecho y fuentes policiales aseguran que se cuenta con una pista firme en relación al mismo. Por este hecho esta trabajando en el lugar la Fiscal en turno doctora Juana Rosalía Nis, personal del Gabinete Científico de Castelli, como así también la División Homicidios con asiento en Resistencia.