Jueves, 13 Enero, 2011 - 07:26

Casi 300 muertos en la peor catástrofe natural de la historia de Brasil

Las lluvias torrenciales dejaron al menos 270 personas fallecidas y miles de afectados al estado de Río de Janeiro. Las ciudades de Teresopolis, Petrópolis y Nova Friburgo, sin luz e incomunicadas, serán visitadas hoy por Rousseff.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El estado de Río de Janeiro ayer fue el más afectado por la lluvia, ya que cayeron 260 mm. en 3 horas y dejó un saldo al menos 271 personas y decenas de desaparecidos. Con barrios enteros bajo el lodo, Brasil vive la peor catástrofe natural de su historia. Desde Navidad hasta ayer habían fallecido más de 250 personas.



En la localidad serrana de Teresópolis, a 91 kilómetros de la ciudad de Río de Janeiro han sido confirmadas 130 muertes. “Es la mayor catástrofe en la historia de Teresópolis”, fundada en 1891, declaró el secretario del Ambiente del estado de Río de Janeiro, Carlos Minc, una afirmación en la que coincidió el alcalde de esa localidad, Jorge Mário Sedlacek, quien apuntó que el rescate deberá continuar durante algunos días.



"No hubo distinción entre pobres y ricos a la hora de caerse las casas. Se vino todo abajo", declaró a medios locales una mujer que logró escapar del derrumbe de la vivienda que ocupaba en la ladera de un cerro en Teresópolis.



Sólo en Nova Friburgo, donde un gimnasio ha comenzado a ser usado como morgue, la cifra de víctimas mortales asciende a 107, de acuerdo con el vicegobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão.



Tres de las víctimas eran miembros de un equipo de bomberos que participaba en los rescates y fueron sepultados por los escombros de un pequeño edificio que se vino abajo, anuncia la agencia EFE.



Mientras, en Petropolis y en el Valle de Cuiabá, perteneciente a Itaipava, el último recuento difundido por medios del país situó en 34 las víctimas mortales. Defensa Civil, con más de 800 miembros trabajando en el rescate, divulgó cálculos iniciales que hablan de por lo menos 50 desaparecidos. Además, muchos de los barrios de las ciudades afectadas permanecían incomunicados por los derrumbes y los socorristas intentaban abrirse paso entre toneladas de barro para ayudar a las víctimas e iniciar la búsqueda de cadáveres.



Cabral dijo que conversó telefónicamente con la presidenta del país, Dilma Rousseff, quien se comprometió a enviar "toda la ayuda disponible" en forma urgente y además, según fuentes oficiales, ha decidido liberar unos 700 millones de reales (cerca de 412 millones de dólares) del presupuesto nacional para atender la emergencia.



En Sao Paulo, la situación más crítica se presentaba en la ciudad de Franco da Rocha, cuyo casco urbano seguía totalmente inundado hoy por las lluvias caídas este martes, donde se registraban más de 10 muertos.



El Gobierno argentino puso hoy "a disposición" de las autoridades brasileñas "la ayuda inmediata y los elementos que se estimen necesarios proveer".



Argentina transmite "su solidaridad al Gobierno y pueblo de Brasil y las más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas, ante las lamentables consecuencias producidas por las lluvias", indicó un comunicado de la Cancillería.
Fuente: 
Infobae