Sábado, 8 Enero, 2011 - 11:42

Para Calderón el 2010 fue el año más violento en México

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"2010 fue el año de mayor número de muertes violentas en el país. ¿Por qué razón? Porque se suscitaron varios conflictos entre cárteles al mismo tiempo", indicó el presidente Felipe Calderón, quien desde que asumió el poder en diciembre de 2006 emprendió una guerra contra crimen organizado al enviar 45 mil militares y 20 mil agentes federales a zonas conflictivas.





Desde ese año han muerto más de 30.000 personas en hechos atribuidos a la violencia desatada por los grupos que controlan el tráfico de la droga y del combate de las fuerzas federales a la delincuencia.



Según el mandatario, la rivalidad entre los cárteles de Sinaloa y de Juárez ha dejado una estela de muerte en estados como Chihuahua, el más violento del país, Durango y Sinaloa. También se refirió a otros estados como Tamaulipas y Michoacán, afectados por la guerra que libran entre sí otros grupos como los cárteles del Golfo, Los Zetas y La Familia Michoacana.



Calderón aseguró que su gobierno le ha "pegado muy duro" a esas bandas, especialmente en 2010, cuando fueron capturados o abatidos por fuerzas federales varios barones de la droga.



Entre ellos se cuentan Ignacio Coronel Villareal (Nacho Coronel), Edgar Valdez (La Barbie), Sergio Villarreal (El Grande), Teodoro García Simental (El Teo), Nazario Moreno (El Chayo) y Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén (Tony Tormenta).



Algunos analistas han señalado con insistencia que buena parte del recrudecimiento de la violencia tiene su explicación, precisamente, en la captura o el abatimiento de esos capos narco, ya que ante la pérdida de un liderazgo los cárteles responden con atentados, al tiempo que se ven obligados a defender su territorio de otras bandas que intentan aprovechar ese vacío de poder.



Como aspecto positivo, el mandatario señaló que "2010 es el primer año donde, en mes a mes, en el promedio ponderado de las últimas cuatro semanas han comenzado a descender esos homicidios violentos", y explicó que mientras en junio se reportaron 430 homicidios en una semana, en la última semana del año hubo 230 homicidios atribuidos a esta guerra.



"Es muy pronto para manejar una tendencia. Yo lo sé. Puede haber, en cualquier momento, un repunte", admitió. El presidente indicó por último que una de sus mayores preocupaciones está puesta en la reconstrucción y fortalecimiento institucional de las policías y ministerios públicos.
Fuente: 
Infobae