Martes, 4 Enero, 2011 - 12:15

El fantasma del desabastecimiento
Combustibles: ante la explosión de la demanda, Chaco pide mayor cupo

El Estado provincial busca evitar futuros problemas con el abastecimiento del producto y ante el aumento de la demanda, realiza gestiones ante autoridades nacionales para obtener un cupo mayor de combustible. Las negociaciones se realizan en conjunto con FECHACO y CECACH. Marimón aseguró que “no hay faltante de nafta; los problemas se produjeron por una demora del envío del producto”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


El Ministerio de Economía, a través de la Dirección de Comercio Interior, gestionará ante el gobierno nacional un cupo mayor de combustible para la provincia ante el aumento de la demanda. Así el Estado provincial busca evitar futuros problemas con el abastecimiento del producto.



El director de Comercio Interior, Ricardo Marimón, anticipó que, en conjunto con la Federación Económica del Chaco (FECHACO) y la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco (CECACH), para realizar los tramites correspondientes ante la Subsecretaria de Combustibles de la Nación para que el cupo de combustible que se envía al Chaco se mayor. Explicó que las gestiones responden a que la cantidad del producto que se envía a la provincia es insuficiente para la gran demanda del mercado.



El funcionario remarcó que, no obstante, la Dirección de Comercio Interior continuará realizando sondeos para estar atento ante cualquier problema que pudiera ocurrir con el envío de provisión de combustible a los operadores provinciales.



DEMORA EN LA ENTREGA

Marimón aseguró que en el Chaco no hay desabastecimiento de combustible solo que, por un conflicto gremial ocurrido en las refinerías de las empresas Shell y ESSO, se demoró el envió a la provincia. Explicó que se genera nerviosismo en la gente al detectar poca cantidad del producto, motivo por el cual se generan las colas de espera en las bocas de expendio.



Comentó además que las estaciones de servicios de YPF son las primeras en quedarse sin producto porque tiene el precio es más bajo, y la oferta es menor que la demanda.



De igual manera y para prevenir posibles inconvenientes desde la dirección de Comercio Interior, a través de la Subsecretaria de Municipios, se envió a todas las municipalidades del interior provincial un radiograma –que fue reforzado con un correo electrónico en algunos casos- solicitando se informe si hay faltante de combustible, de ser así en estaciones de que bandera, cual es la demora de entrega que tiene el proveedor habitual y si el volumen de combustible entregado es superior o menor al del año pasado.



Los informes fueron respondidos ya por varios jefes comunales y, si bien se detectaron algunas demoras en las entregas, no se registraron escasez del producto.



Marimón destacó la buena organización de los expendedores del interior ante la campaña agrícola ya que dividieron el producto para los productores y para los consumidores comunes, garantizando así provisión y buena distribución para todos.