Martes, 4 Enero, 2011 - 07:47

Fin de semana tranquilo en Sáenz Peña; solo 17 contraventores demorados

Según los datos aportados desde la Oficina de Prensa de la Policía del Chaco en Sáenz Peña, Dirección de Zona Interior, el fin de semana se montó un amplio operativo en distintos puntos de la ciudad. Dicho operativo dio inicio el día viernes y finalizó el lunes a la madrugada con un bajo porcentaje de contraventores. También se realizó, como cada fin de semana, los operativos de control de motovehículos secuestrándose solo 4 motocicletas. En cuanto a ilícitos, se informó que hubo un robo donde resultó víctima una anciana de 80 años a quien le sustrajeron 300 pesos.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


Un fin de semana sin mayores novedades en el ámbito policial fue el resultado de un intenso operativo llevado adelante por la Policía de la provincia del Chaco con asiento en la ciudad de Sáenz Peña. Un importante número de efectivos policiales estuvo afectado, no solo para el control de motocicletas sino también de patrullaje en distintos puntos de la ciudad, sobre todo en la zona céntrica y en inmediaciones donde se concentró la mayor cantidad de personas durante el fin de semana.



Según se informó de la Oficina de Prensa de la Dirección de Zona Interior, durante todo el fin de semana desde el viernes hasta el lunes, en horas de la madrugada ingresaron a las distintas comisarías 17 contraventores mayores de edad y tres menores. Se secuestraron 4 motocicletas en distintos operativos de tránsito. En cuanto al control de alcoholemia, se informó que dieron positivo en este control siete conductores de automóviles y uno de motocicleta.



MAL COMIENZO DE AÑO

La única noticia trascendente ocurrió en el primer día del año, el 1 de enero en horas de la tarde la policía tomó conocimiento de un robo que se había producido en calle 6 entre 27 y 29 centro. Al llegar al lugar, la policía dialogó con la damnificada, una mujer de 80 años identificada como Italia Domisi, quien manifestó que dos menores de edad ingresaron en su domicilio y tras amenazarla de muerte con un cuchillo, le exigieron que entregara todo el dinero que tenía en el lugar.



La mujer entregó a los jóvenes malviviente $300, y éstos luego de repartirse el botín se dieron a la fuga. La mujer logró reconocer a uno de los jovencitos como uno de los hermanos de una empleada doméstica que ella tenía. Tras la denuncia, efectivos de la División Investigaciones se abocaron a la tarea de esclarecer este hecho y logró la aprehensión del menor, un jovencito de 17 años. De inmediato fue puesto a disposición de la Justicia, pero a las pocas horas se dispuso que el menor sea nuevamente entregado a sus familiares