Viernes, 5 Junio, 2020 - 11:16

8 libros esenciales de Ray Bradbury, a 8 años de su muerte

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El 5 de junio de 2012 murió el escritor que, para muchos, logró llevar a la ciencia ficción a la popularidad. Tenía 91 años de edad y más de cincuenta obras publicadas, de las cuales muchas continúan reeditándose. En esta nota, un viaje por los recovecos de su legado.
 
En el Cementerio Westwood Village Memorial Park de de Los Ángeles, el epitafio de una tumba dice: “Autor de Fahrenheit 451”. Pero todos saben que Ray Bradbury es mucho más que una novela distópica que pasó a la historia, aunque él mismo haya elegido esa frase para su lápida. Es el autor de una obra que se expande y se bifurca y se renueva con cada época y con cada generación que la lee. Fue un 5 de junio, año 2012, cuando dejó el mundo. Tenía 91 años de edad y más de cincuenta libros publicados, de los cuales muchos continúan reeditándose.
 
Escribió géneros más populares que académicos —fantástico, terror y ciencia ficción— y, pese a ese gesto —o quizás gracias a ese gesto—, la historia lo colocó como uno de los grandes nombres del siglo XX. Tal es así que The New York Times aseguró que Bradbury es “el escritor responsable de llevar la ciencia ficción moderna a ser la corriente literaria principal”. De su muerte se cumplen 8 años. Por eso, recordamos 8 de sus mejores libros como guía para quienes acercarse a su obra y saber por dónde empezar, o por dónde continuar.
 
Fahrenheit 451
 
Para Bradbury, seguramente, esta novela distópica publicada en 1953 era su gran obra. Para la mayoría de sus lectores también. Basta con este dato de color: es el séptimo libro más prestados de la historia de la Biblioteca Pública de Nueva York. En la novela se narra una sociedad estadounidense del futuro en la que la literatura está prohibida. En el caso de que el Estado encuentro libros, los quema. En la escala de temperatura Fahrenheit (°F), 451 grados equivalen a 232,8 ºC y su significado se explica en el subtítulo de la obra: “Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel de los libros se inflama y arde”. Años después, el autor describió esta novela como “un comentario sobre la forma en que los medios de comunicación de masas reducen el interés por la literatura”.
 
Crónicas marcianas
 
En 1950, Ray Bradbury vivía en California y su situación era difícil. Su esposa estaba embarazada pero en el banco sólo tenía sesenta dólares en el banco. Un amigo le sugirió probar suerte en Nueva York y le hizo caso: a los pocos días estaba en un colectivo con una pila de cuentos y mucha esperanza. Un editor le preguntó por qué no escribía novelas. Lo que tenía era relatos, muchos, y la mayoría trataban sobre Marte, los cuales habían sido publicados en revistas pequeñas. Entonces le propusieron unirlos todos y hacer un libro de relatos. “Redácteme un resumen, amigo, y si veo que es lo suficientemente bueno le daré unos setecientos cincuenta dólares como adelanto“, le dijeron. Se dice que trabajó toda esa noche en el albergue de la Asociación Cristiana de Jóvenes y al día siguiente entregó el manuscrito.
 
Remedio para melancólicos
 
Veintidós cuentos independientes entre sí y de diversa extensión —el más largo, titulado “El maravilloso traje de helado de crema”, ocupa unas 30 páginas; el más corto, “El regalo”, tan solo ocupa tres— conforman este libro publicado en 1959. Hay ciencia ficción, hay realismo, hay fantasía y también terror.
 
Las doradas manzanas del sol
 
En 1953 aparece este libro. Veintidós historias cortas que se nuclean a partir del título de uno de los cuentos, que surge de un verso del poeta W.B. Yeats. Cuando se reeditó en 1997, se agregaron diez relatos más.
 
El hombre ilustrado
 
¿El mejor libro de cuentos de Bradbury, incluso mejor que Crónicas marcianas? En 1951 se publicó este volumen de dieciocho relatos de pura ciencia ficción donde se explora la naturaleza humana, la tecnología, el progreso y la psicología. Todo se une en torno a la figura que enmarca “El hombre Ilustrado”, un vagabundo con su cuerpo tatuado enteramente. Estos tatuajes, que fueron hechos por una mujer viajera del tiempo, son animados y cada uno cuenta una historia diferente. Así, el relato de “El hombre Ilustrado” sirve como la narración marco para todos los cuentos.
 
Poesía completa
 
Y si bien todos lo conocen por sus novelas y relatos, Bradbury también era poeta. En 1973 publicó su primer poemario, La última vez que florecieron los elefantes en el jardín, y desde entonces no descuidó esa producción lírica que, según muchos expertos, es la expresión del carácter trascendente y metafísico que este autor encuentra para describir la relación entre el hombre y el universo físico. En 2013, un año después de su muerte, se publicó su Poesía completa: 1064 páginas tiene su edición bilingüe y reúne los cinco poemarios que publicó en vida junto a inéditos. Uno de sus poemas, “Si son verdad todos tus yoes internos”, empieza así: “No lo pienses, escribe. / Entonces, vendrá a ti / sin que la llames. / Mientras ajustas cuentas con el Odio, / diviértete, disfruta / o ambas cosas”.
 
Bradbury habla
 
Este libro que fue publicado en 2008 tiene como subtítulo la siguiente frase: “Muy cerca de la caverna, muy lejos de las estrellas”. Es de no-ficción, ensayos informales, donde el autor divaga sobre escrituras, ficciones, personas famosas, París, Los Angeles, el guión de Moby Dick y una serie de anécdotas realmente deliciosas que amplían el imaginario de este autor mejor conocido por su ficción.
 
La feria de las tinieblas
 
Este libro es uno de los favoritos de los lectores de Bradbury. En inglés se titula “Something Wicked This Way Comes”, que significa literalmente “Algo malo está por suceder”. Es una novela y se publicó en 1962. En la historia hay dos muchachos de 13 años, Jim Nightshade y William Halloway, que tienen una experiencia desgarradora con una feria de pesadilla que llega a su ciudad del Medio Oeste. El dueño de la feria es el misterioso Sr. Dark quien tiene un tatuaje por cada persona que, atraída por la oferta de vivir sus fantasías secretas, han obligado a prestar servicio en la feria. Se combinan elementos de fantasía y terror y se pone la lupa en la batalla entre el bien y el mal.
Fuente: 
Infobae