Martes, 31 Diciembre, 2013 - 08:47

50ª no es el fin del mundo
Por Mónica Persoglia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Llegan las Fiestas, y la gente corre, se pone ansiosa, se apura, prepara, una carrera contra reloj en  los último días del año, como que “cerrara” éste, con sus buenos o malos resultados.

Este año, el clima nos ha regalado, mejor dicho , nos ha castigado  temperaturas altísimas. Algunos pudieron paliar con aire acondicionado, otros movieron el aire caliente, algunos creyeron en la sombra de los árboles, pero el calor, fue sordo, se quedó unos cuantos días.

Hubo lamentos, rezongos y reclamos, colapsó el sistema eléctrico. Se habló de la depredación de bosques y selvas, del derretimiento de glaciares, hasta se puso los ojos en los activistas de Greenpeace, aplaudiendo su convicción y osadía. Pero terminando con la frase:”este año hace más calor” La misma del año pasado.

Hoy, parece, que seguirán las altas temperaturas.

Los climatólogos, deben estar tomando algo fresco y mirando con sarcasmo la conducta humana.

Así como el cuerpo envejece, aunque la cirugía plástica se esfuerce en disimular el tiempo. La Tierra también envejece. Cambia. se reacomoda. Y a veces,el hombre ayuda.

Son esos mensajes de letras chicas, “el río se quedó sin agua”, “los glaciares comenzaron a derretirse”, “escaseará el agua en la tierra”, “no habrá alimento para toda la humanidad”, “la temperatura tendrá un ascenso anual de….” No importa, estamos ocupados en la soja, en las fábricas, en el bolsillo. “eso” quizás”, no lo viviremos nosotros.

Por otro lado, están las creencias, que hablan del Fin del mundo, de un cielo, de una eternidad,y que la gente se prepare. ¿Cómo? Cuidando su conducta, su hábitos.

Pero todo tiene que ver con todo, la Tierra va cambiando, y algunos lugares se destruyen, otros los destruyen, así como hablan del desmonte en zonas chaqueñas. Allí, por esa conducta, los lugareños sufren hambre y también nuevas patologías.

Al hombre le cuesta menos destruir que construir, y con su accionar daña su entorno, con sus exabruptos, con su violencia, con su envidia, con sus ambiciones. Resultado, no siempre consigue lo que quiere , pero puede  destruir sus vínculos, sus amigos, sus oportunidades, su familia, y al no ser feliz, se autodestruye. ¿leyó sobre los suicidios, sobre los excesos?

A veces,lo hace con los gestos, con la indiferencia, con  violencia física, con  palabras hirientes, destruye su propio mundo, el que vive. Y si en algunos lugares ocurre esto, los 50ª le servirán para estar más enojado, más intolerante, menos optimista .

Cuidemos la Tierra, es nuestra casa, cuidemos nuestra ciudad, es nuestro lugar, cuidemos nuestro entorno, son quienes dan sentido a vivir día a día.

 Así, como la modalidad es vender productos descartables, hoy están , mañana no sirven o se tiran. Las personas no son descartables, , son útiles y necesarias. Hoy están, mañana, no sabemos, ¿le dijo al brindar: “Te quiero mucho? Te deseo lo mejor.?

No importa el calor, importa nuestro mundo, el que nos rodea y el que no vemos. Somos parte de una Creación.