Jueves, 24 Diciembre, 2020 - 08:13

2020: un año atravesado por la pandemia y marcado por la muerte de Diego Maradona

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Sin dudas este año estuvo atravesado por el coronavirus. Pero una triste noticia lo sacó de las primeras planas del mundo: el fallecimiento de Diego Armando Maradona.
 
Terminando el 2019 se empezó a hablar del Covid-19, una enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2. A pesar que a inicios de este año que se termina el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, afirmó que era difícil que llegue a Argentina, lo cierto es que llegó y al cierre de esta nota ya se acumula en el país 1,56 millones de casos y más de 42.200 muertes.
 
En lo que respecta a Chaco, lamentablemente fuimos una de las provincias que se vio más afectada por la pandemia. Durante muchos meses nos mantuvimos en el podio de los distritos con más contagios y también registramos una de las tasas de mortalidad más complicadas. Por suerte, en los últimos meses se logró mejorar esos índices.
 
Según el último parte oficial, Chaco suma 23.448 casos, 657 muertes y un índice de letalidad del 2,8%.
 
Ante este escenario, este fue un año en el que nos acostumbramos y hasta naturalizamos el uso de barbijo, distanciamiento social e higiene de manos, entre otras cuestiones de cuidados sanitarios.
 
Así pasamos el 2020, con un marzo, mes de inicio de la cuarentena más estricta, en el que había respeto y hasta un poco de miedo al virus. La ahora conocida “alarma sanitaria” nos daba la sensación de un “toque de queda”, ya que después de las 21 prácticamente no podíamos pisar las vereda de Resistencia. Pero a medida que el año pasaba, cada vez se hacía más necesario empezar a arbitrar las medidas para alcanzar una nueva normalidad, aprender a convivir con el virus dicen algunos.
 
Fue eso justamente lo que buscaron los gobiernos. Con idas y vueltas, tanto Provincia como Nación fueron avanzando en flexibilizaciones y permitiendo que muchos que se desempeñan en tareas “no esenciales” puedan volver al trabajo. Y esas ansias de “nueva normalidad” quedaron demostradas en la jornada en que se permitió volver a abrir a bares y restaurantes bajo estrictos protocolos, algo que empezó a marcar el camino de la salida de mucha gente después de varios meses en sus casas.
 
Hoy la pandemia no pasó, pero sí se puede empezar a pensar en lo que se viene. Antes de Navidad se espera que lleguen las primeras vacunas Sputnik V y antes del cierre de año se apunta a comenzar con el plan de vacunación más ambiciosos de la historia argentina. Para el inicio del 2021 esperan más dosis de la vacuna rusa, mientras se siguen cerrando acuerdos con otros laboratorios para recibir otras vacunas.
 
Este muy breve resumen podría terminar acá. Pero lamentablemente el 2020 traería un noticia para muchos inesperada. Para otros no tanto.
 
El 25 de noviembre el mundo se paralizaba. Argentina estaba en vilo ante una descompensación de Diego Armando Maradona. Una flota de ambulancias llegaba hasta la residencia donde se encontraba recuperándose de una operación en la cabeza. Pasado el mediodía de esa jornada se supo lo que nadie quería saber, los medios informaban lo que nadie quería informar: moría Pelusa, y con él moría una parte de Argentina.
 
Una multitud lo despidió en Casa Rosada en una jornada que terminó con disturbios producto de la gran cantidad de asistentes, pero también por fallas en la organización.
 
Mucho se habló y se va a seguir hablando de la muerte de El Diego. Lo cierto es que por dos días esa noticia acaparó los medios de todo el mundo, algo difícil de comparar con situaciones sucedidas al menos desde el inicio de este milenio.
 
2021: ¿EL AÑO DEL REINICIO?
 
Más allá que cada inicio de año es una nueva esperanza, ante tan extraño 2020, con muchísimas vidas perdidas a causa de la pandemia, en el 2021 están puestas todas las expectativas para volver a vivir un año medianamente “normal”, lo que de por sí significará que será mejor que el que se va.
 
En las vacunas está puesta la ilusión de un país, que de una vez por todas intentará levantarse e intentar avanzar, mejorar índices económicos y sociales, que hoy están por el piso, para poder ver una luz al final del túnel.
 
LA PANDEMIA Y LA POLÍTICA
 
Sin duda que la pandemia fue, es y será política. Eso queda demostrado con la imagen del Alberto Fernández a lo largo de estos meses: ni bien llegado el coronavirus al país y tomadas las medidas sanitarias más estrictas, la imagen positiva alcanzaba porcentajes históricos, superiores al 85%; a medida que avanzaban los meses y con ello crecía el cansancio social, se desvanecían esos números.
 
La oposición realizó varias marchas en contra del gobierno nacional, todas con réplicas en Chaco, con un ítem que se repitió: la vulneración de libertades individuales. Después se sumaban otros reclamos, como “avasallamiento a la justicia”, “avance contra la propiedad privada” y “avance contra la República”.
 
En este contexto nos espera un 2021 con elecciones y donde se pondrán en juego muchas cosas. A nivel nacional, el Frente de Todos tendrá en las urnas también un plebiscito de la ciudadanía respecto al manejo de la pandemia. Una victoria lo puede dejar bien parado para el 2023. ¿Es muy pronto para pensar en el 2023? Puede ser, pero lo cierto es que desde todos los sectores ya miran las presidenciales de ese año.
 
A nivel provincial, también son muchos los que miran el 2023 pensando en una nueva elección a gobernador. Pero antes, habrá unas elecciones de medio término que también dejarán tela para cortar. Sumado a eso, se renovarán autoridades internas en los dos partidos mayoritarios de la provincia: el PJ y la UCR.
 
En el PJ aún no están definidos los candidatos, aunque sí los sectores. Jorge Capitanich, Domingo Peppo y Gustavo Martínez están cada vez más lejos entre ellos.
 
Hasta el momento solo Martínez confirmó que quiere buscar presidir el partido, aunque habrá que esperar para saber si lo revalida.
 
Capitanich tenía intenciones de dirigir el justicialismo a nivel nacional, aunque todo indica que ya no podrá hacerlo y que eso quedará en manos de Alberto Fernández. En ese marco, algunas agrupaciones lo proponen para que vuelva a llevar las riendas del peronismo provincial.
 
Domingo Peppo por su parte, actual presidente del PJ, lanzó una línea interna para disputarle poder a Capitanich y Martínez. Aún no dio señales sobre sus aspiraciones partidarias, aunque es evidente que no quedará de brazos cruzados.
 
En lo que respecta a la UCR, aún no se conocieron mayores detalles de los que buscarán liderar el partido una vez que se consume la salida del actual presidente Livio Gutiérrez. Pero Convergencia Social ya encendió los motores y Rozas dio a conocer a los candidatos de la línea interna que dirige: los intendentes Juan Carlos Polini y Glenda Seifert.
 
El 15 de mayo se definirá en las urnas quien dirigirá entre el 2021 y el 2023 al radicalismo provincial, que ya tiene en vista las próximas elecciones a gobernador con el objetivo de recuperar la provincia.
 
Con los movimientos políticos queda claro que en el 2021 se espera cierta normalidad que no pudimos tener este 2020 y eso ya es una buena señal para todos.
 
Pero las elecciones no podrán opacar la necesidad de continuar trabajando en las prioridades de Argentina, que deberán estar puestas en recuperar la actividad económica para así poder bajar los índices de desempleo que, según el INDEC, creció en el tercer trimestre y alcanzó el 11,7% de la ciudadanía, y como añadidura bajar el 44,2% de pobres (datos de la UCA) que ostenta el país.
 
Será ese el desafío por el que debemos encontrarnos los argentinos en el 2021, y por qué no en los años que siguen.