Domingo, 22 Septiembre, 2013 - 10:21

Este lunes
Después de 22 años comienza el juicio del caso Bulacio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El ex comisario Miguel Ángel Espósito es el único imputado. Se investiga la detención ilegal y posterior muerte del joven en 1991.
El juicio oral y público por la detención ilegal y posterior muerte del adolescente Walter Bulacio, cuando intentaba asistir a recital de Los Redonditos de Ricota en el estadio Obras Sanitarias, en 1991, comenzará el martes y tendrá como principal imputado al ex comisario Miguel Ángel Espósito, quien será juzgado por "privación ilegal de la libertad" pero no por "el homicidio" del adolescente.
Se espera que hablen en el juicio un centenar de testigos, en su mayoría aportados por la defensa y la fiscalía, y se prevé que la condena se dé a conocer a fines de octubre, cuando se cumplan 22 años y 6 seis meses del asesinato del joven.
La pena máxima a la que aspira la querella es a seis años de prisión, mientras que "si se juzgara a Espósito por torturas seguidas de muerte, la pena sería de cadena perpetua", explicó a DyN la abogada de la familia del joven asesinado, María del Carmen Verdú.
El juicio, que ya lleva 22 años y que ameritó una pena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado argentino, lo llevará adelante el Tribunal Oral en lo Criminal 29 de esta capital y estará a cargo de los jueces Rodolfo Goerner, María Deluca Giacobini y Alejandro Litvack. A lo largo de siete jornadas, expondrán distintos testigos, en su mayoría policías y ex funcionarios judiciales, mientras el 10, 15 y 17 de octubre se conocerán los alegatos de la querella, la fiscalía y la defensa, respectivamente.
Luego de las conclusiones de las partes y de la "última palabra" del único imputado, el Tribunal tendrá diez días para dar a conocer la sentencia que se espera, cómo máximo, para el 27 de octubre.En la primera jornada del juicio, que comenzará el martes, a las 10, se escuchará la palabra de Graciela Scavone, la mamá de Walter, quien será uno de los pocos testigos que presentará la defensa.
"Nosotros creemos que la privación ilegítima de la libertad de Walter ya está probada. No tenemos mucho que demostrar, por eso no vamos a ir con muchos testigos", remarcó Verdú, quien además es integrante de Correpi, una coordinadora contra la represión policial e institucional.
Desde la defensa, el abogado Pablo Argibay Molina manifestó que "de ninguna manera está probado que se haya tratado de una detención ilegal y que eso se determinará a lo largo del juicio".
Fuente: 
Agencia DyN