Martes, 17 Septiembre, 2013 - 10:57

Topes en precios de naftas
Para De Paoli, con la resolución de Moreno "ganaron el Estado y petroleras; y perdieron expendedores y consumidores"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Presidente de la CECACH marcó la falta de una política energética nacional y la necesidad de vender GNC en Chaco para contrarrestar la suba de precios de las naftas.
En contacto con Diario Chaco, el Presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco afirmó que hay "una gran preocupación" por la resolución 35 que termina el 9 de octubre de este año. A la cual criticó como "mal llamada resolución que congelaba los precios", ya que "en realidad lo que hizo fue fijar un tope y dejo libre en su conducta de precios a las empresas petroleras".


Miguel De Paoli afirmó que esta medida nacional lo que produjo fue la división de dos bandos "por un lado los ganadores que son el Estado y las petroleras; y por otro el lado de los perdedores que somos los expendedores y los consumidores".


Lo que fundamentó explicando que "por cada peso que sube al público el litro de combustible, 0,55 centavos son impuestos coparticipables; del resto una buena fracción va a mejorar la rentabilidad de las empresas petroleras y tan sólo algunos centavos queda para la estación de servicio".

El empresario marcó además la desventaja de haber fraccionado el precio de las naftas en seis regiones y explicó que el perjuicio que ocasionó esto a los consumidores de la zona del noreste, ya que tanto Chaco como Corrientes, Misiones y Entre Ríos, "son provincias dónde no tienen gas natural comprimido y por ende el combustible líquido en esta región es más caro, lo que genera un perjuicio porque no estamos hablando de la región más rica de la Argentina".


A lo que sumó el desplazamiento de consumidores de Paraguay, Uruguay y Brasil "los cuales se lanzan como hordas a comprar todo el combustible que puedan en nuestras provincias porque los precios para ellos siguen siendo muy baratos y esto produce desabastecimiento".



"En este sentido hay un correlato, porque el problema acá es que no nos abunda el combustible por lo que nuestra oferta sigue siendo limitada para abastecer a los consumidores y se produce el desabastecimiento derivado de este corrimiento de la demanda hacía las zonas de frontera porque para ellos es muy conveniente", remarcó.
"NO VAMOS A LLORAR SOBRE LA LECHE DERRAMADA"
De Paoli explicó a Diario Chaco que desde que "desde que nació la resolución 35, no se nos permitió dar una opinión como estacioneros al menos antes de finiquitar una decisión política de semejantes características". Y afirmó que ya no se puede "llorar sobre la leche derramada" pero si preguntarse "que va a pasar durante el día a día luego de octubre".

Y puso énfasis en destacar que la clave en el análisis es poner la vista en "el lunes 28 de octubre, o sea, el día después de las elecciones. Creo que no va a haber modificación de precios hasta ese día y sea cual fuese el resultado de estas van a seguir los acomodamiento de precios", dijo.
Y aseveró: "Esto es un proceso que no se va a detener porque existen necesidades fiscales que cubrir y principalmente el mayor productor de combustible de la argentina (YPF) necesita de recursos para llevar adelante las exploraciones y explotaciones de hidrocarburos".

"Lo mejor que hubiese pasado, y lo dijimos desde el primer momento, era que en vez de que haya seis regiones con valores tope, que haya un solo tope para todas las provincias para evitar todo el desparramo de precios que hay en las provincias y nos sacamos de encima la psicosis de precios", finalizó el empresario.

SOLUCIONES
El referente de la CECACH afirmó que lo que "se esta necesitando es definir una política energética, estamos con el cuento del gasoducto hace siete años, con el cuento de una refinería nueva para destilar combustible liquido hace seis años, hoy la argentina precisa US$ 14.000 millones en importación de productos para abastecer la demanda de combustible. Cuanto hubiésemos ahorrado de ese desembolso si se hubiesen implementado las obras anteriores".


"Son respuestas políticas", marcó y resaltó que "los estacioneros queremos vender GNC a $ 3 el metro cúbico en las estaciones de servicio de Chaco. Ahí resolvemos el tema del precio de las naftas porque crea la competitividad y hace que bajen los precios".