Domingo, 15 Septiembre, 2013 - 14:49

Contrastes en el FpV: ¿carita feliz o trompita?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Días atrás el Frente para la Victoria chaqueño presentó a sus candidatos en la sede provincial del PJ. Jorge Capitanich aprovechó la ocasión para cuestionar la "autoridad moral" de la oposición. Hasta ahí todo bien, todo folclórico, todos contentos. O no tanto.
Dado que cada uno de los que aparecen en la foto tiene claro cuál es su rol en esta nueva etapa de cara a las legislativas de octubre, ¿por qué las caras largas de María Lidia Cáceres, Nancy Gersel y Juan José Bergia?
Veamos:
1) No pueden estar enojados por no formar parte de la lista porque los tres tienen mandato hasta el 2015.
2) No pueden estar chinchudos porque los dejaron parados detrás de la línea de candidatos porque, como en los partidos de fútbol, los de adelante tienen que estar sentados o en cuclillas para que los otros entren en la foto.
3) No pueden hacer trompa por la escasez de sanguchitos, ya que ésta afectó a todos por igual. Es probable, incluso, que los encargados del protocolo hayan analizado que lo más conveniente teniendo en cuenta la pluralidad de vertientes ideológicas que se abroquela bajo el paraguas programático del FpV, era no repartir comida para evitar la disyuntiva entre choripanes, sushi y masas finas según el origen partidario de cada comensal.
4) Da la impresión de que de este lado de la imagen, probablemente muy cerca de nuestras cronistas, hay alguien a quien los tres legisladores le tienen bronca. Pero no, no puede ser: de este lado hay sólo periodistas y militantes.
Las caras de pocas pulgas, finalmente, contrastan con las desbordantes sonrisas de Eduardo Aguilar, María Inés Pilatti Vergara y Beatriz Bogado (en otras fotos también sonríen el propio Capitanich y hasta Elda Pértile... ¡incluso Juan Manuel Pedrini!). Dejamos la inquietud a consideración de nuestros lectores, pero que no digan que no nos dimos cuenta.
También te puede Interesar