Domingo, 15 Septiembre, 2013 - 11:57

Una ola de atentados en Irak deja al menos 39 muertos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Una ola de atentados dejó al menos 39 muertos y más de 100 heridos este domingo en varios lugares de Irak, donde el jefe de la asamblea provincial de Bagdad salió ileso de uno de ellos.
La violencia había disminuido desde su período de mayor auge,
entre 2006 y 2007, pero se ha intensificado en los últimos meses y
es casi diaria en Irak, con más de 4.100 muertos desde principios
de año, según una estimación de la AFP basada en fuentes médicas y
policiales.
Las autoridades han restringido sensiblemente las posibilidades
de desplazarse en la capital y en otras zonas del país y llevan a
cabo operaciones contra los insurgentes, pero no logran evitar los
atentados.
Este domingo al menos 14 coches bomba estallaron en 12
localidades en todo el país, dejando 39 víctimas mortales y más de
100 heridos, según las autoridades y fuentes médicas.
En Hilla y sus alrededores, en el sur del país, 19 personas
murieron en la explosión de cuatro coches bomba.
"Vi a mucha gente con quemaduras y gente prendida fuego
pidiendo ayuda a gritos", dijo Sayad al Amari, de 22 años de edad,
quien fue testigo de una de estas explosiones.
Otro testigo, Karrar Ahmed, afirmó haber visto "a muchos dueños
de negocios arrojados al suelo, muchos muertos y heridos, tirados
en el suelo, en medio de los productos de sus tiendas".
Ningún grupo reivindicó la autoría de los atentados, pero
militantes sunitas relacionados con Al Qaida se atribuyeron la
responsabilidad de una serie de ataques cometidos en los últimos
meses en la capital y en el centro de Irak.
Estos ataques suelen estar dirigidos contra los chiitas, a los
que califican de apóstatas.
No obstante, en Bagdad, un coche bomba explotó al paso del
convoy del jefe de la asamblea provincial y legislador sunita
Riyad al Adhad.
Este último salió ileso, pero dos personas,
incluyendo uno de sus guardaespaldas, murieron y otras cuatro
resultaron heridas.
La explosión hizo añicos las ventanas de los negocios vecinos y
los edificios y las fuerzas de seguridad acordonaron la zona,
constató la AFP.
Otro coche bomba estalló en un mercado de las afueras de la
ciudad de Basora (sur), causando la muerte de tres personas y
dejando 15 heridos más, según las autoridades locales.
Otros atentados al sur de Bagdad, incluyendo a los que tuvieron
lugar en las ciudades mayoritariamente sunitas de Abu Ghraib,
Baquba y Mosul, dejaron un total de 10 muertos.
El sábado, al menos 26 personas murieron y 46 resultaron
heridas cuando un kamikaze hizo explotar una bomba en un funeral
en el norte de Irak, cerca de Mosul.
El viernes un doble atentado con bomba había dejado 30 muertos
ante una mezquita donde sunitas y chiitas fueron invitados a orar
juntos, al norte de la capital.
Por lo menos 112.000 civiles murieron en Irak en los 10 años
transcurridos desde la invasión de 2003 dirigida por Estados
Unidos, que derrocó a Sadam Husein, según un informe publicado en
marzo.
La minoría sunita, que dirigió el país desde su nacimiento,
tras la Primera Guerra Mundial, hasta el derrocamiento de Sadam
Husein en 2003, acusa al gobierno de marginar a su comunidad.
Fuente: 
NA