Domingo, 15 Septiembre, 2013 - 07:35

Hoy
Más de 741 mil correntinos eligen Gobernador entre cuatro candidatos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Además de renovar los cargos de gobernador y vice, también deberán elegir a siete senadores y 17 diputados provinciales, así como intendentes y vices, concejales y convencionales estatuyentes.
Un total de 741.977 personas están habilitadas para elegir entre las cuatro fórmulas que se disputarán la Gobernación de Corrientes, entre las cuales el mandatario radical Ricardo Colombi, y el intendente kirchnerista Carlos "Camau" Espínola, parten como favoritos en las encuestas.

Las fórmulas en contienda serán las del oficialista Encuentro por Corrientes (ECO), que lleva a Colombi y Gustavo Canteros como candidatos; la del Frente para la Victoria (FpV), que postula a Espínola y Nancy Sand; la de Cambio Popular, cuya fórmula está integrada por el senador Eugenio "Nito" Artaza y Adolfo Schneider; y la de partido Compromiso Correntino, que integran Manuel Sussini y María Inés Sosa.

Corrientes es una de las dos provincias, junto a Santiago del Estero, que tiene su cronograma electoral desfasado con respecto al resto del país, debido a la intervención federal que el ex presidente Fernando De la Rúa dispuso entre diciembre de 1999 y 2001.

Desde entonces, Corrientes se consolidó como un bastión del radicalismo, puesto que Ricardo Colombi fue electo en 2001, su primo Arturo Colombi lo sucedió en 2005, y en 2009 ambos parientes se enfrentaron en una polémica segunda vuelta, enrarecida por la muerte del empresario periodístico Hernán González Moreno que nunca fue esclarecida.
Ahora Ricardo Colombi irá por su tercer mandato y su primera reelección de la mano de la alianza ECO, en la cual convergieron la mayoría de las fuerzas antikirchneristas de la provincia, entre ellas el conservador Partido Nuevo del ex gobernador Raúl "Tato" Romero Feris. En caso de alzarse con la victoria, Ricardo Colombi será el primer gobernador reelecto en la historia de Corrientes, gracias a la reforma constitucional que su primo Arturo impulsó en el 2007.

La interpretación del artículo 158 de la Constitucional provincial provocó una marejada judicial durante el mes previo a los comicios, lo que decantó en proscripción dispuesta por el Superior Tribunal de Justicia de Corrientes contra 17 intendentes que pretendían ser re-reelectos.

El principal contendiente del gobernador Colombi será el actual intendente de la ciudad de Corrientes, el cuádruple medallista olímpico "Camau" Espínola, quien encabezará la nómina del Frente para la Victoria.

Espínola deberá hacerle frente a un doble desafío: descontar los nueve puntos por los cuales el FpV cayó durante las elecciones primarias de agosto pasado ante ECO, y recuperar para el justicialismo una provincia que la ha sido esquiva durante las últimas cuatro décadas, ya que el último gobernador del PJ electo en Corrientes fue Julio Romero en 1973.

Las numerosas encuestas que se dieron a conocer en las últimas semanas vaticinan una marcada polarización entre Colombi y Espínola, que en ambos casos salieron a mostrarse confiados en sus respectivas victorias, en una estrategia electoral para captar el voto de los indecisos.

Como tercero en discordia aparece Nito Artaza, cuyo discurso proselitista estuvo cargado de críticas hacia la gestión de su correligionario Colombi y también contra la administración kirchnerista, que tiene a Espínola como su principal representante en la provincia.

En el último lugar, y bastante relegado en las encuestas, aparece el ex diputado Sussini, quien desde el humilde partido Compromiso Correntino salió a arrogarse la representación provincial del Frente Renovador de Sergio Massa.

Si bien Colombi y Espínola salieron a atribuirse una eventual victoria en primera vuelta, lo cierto es que para lograrlo deberán sumar un 45 por ciento de los votos o bien establecer una ventaja de diez puntos con respecto al segundo, ya que en caso de no hacerlo deberán medirse en un balotaje el 6 de octubre, a sólo tres semanas de las elecciones legislativas nacionales. Pese a la veda, la polémica continuó empañando el clima electoral durante el fin de semana, puesto que en las últimas horas el gobernador Colombi dispuso que el cuidado de las urnas durante la votación recaiga en manos de la Policía de Corrientes, y no bajo la responsabilidad del Ejército Argentino y Gendarmería Nacional y Prefectura Naval, como históricamente ocurrió en esta provincia.

"Es la primera vez que las fuerzas federales no participan de comicios provinciales. La convocatoria a las fuerzas es facultad exclusiva del gobernador (Colombi)", dijo el presidente de la Junta Electoral, Gustavo Sánchez Mariño, quien aseguró no tener "ninguna injerencia ni información de por qué se tomó esta decisión".

El apoderado del FpV Félix Pacayut realizó una presentación ante la Junta Electoral, a fin de que se convoque a las fuerzas federales para "velar por la transparencia y seguridad" de los comicios, al tiempo que reclamó que "se respete la ley y las garantías del acto electoral, que debe ser transparente y justo".

El jefe de la Policía de Corrientes, Juan Alfredo Ojeda, aseveró que un total de 6.500 uniformados, lo que representa la totalidad de los miembros de la fuerza provincial, estarán abocados a la seguridad de las 2.203 urnas se distribuirán en las escuelas de 71 municipios.


Los correntinos encontrarán un total de 36 boletas en el cuarto oscuro, porque además de renovar los cargos de gobernador y vice, también deberán elegir a siete senadores y 17 diputados provinciales, así como intendentes y vices, concejales y convencionales estatuyentes.
Fuente: 
Agencia DyN.