Sábado, 14 Septiembre, 2013 - 19:00

Argentina territorio catastrófico
Los riesgos climáticos impulsan los seguros agrícolas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Los riesgos climáticos se duplicaron en la campaña 2012-2013 y así en los últimos 5 años se registró una siniestralidad del 75%.
En la campaña pasada este número se duplicó y el mercado asegurador terminó con un promedio del 160%, lo cual significa que cada 100 pesos de prima las compañías de seguro devuelven al sector agrícola 160 pesos.
Como caso, en diciembre, una sola tormenta afectó más de 500.000 hectáreas en el centro del país.
En la ciudad de Victoria, Entre Ríos, la compañía Victoria Seguros, una empresa del Grupo Bagó, presentó los resultados de la campaña pasada.
Se supo que la Argentina dejó de estar parcialmente en los territorios no catastróficos, ya que el riesgo es cada vez mayor porque las tormentas de granizo son más frecuentes e intensas.
El mayor riesgo es el climático: daños por granizo en primer lugar, heladas, vientos, sequías, falta de piso o lluvias en exceso.
Existen riesgos específicos según la zona en la que está el campo y el cultivo: por ejemplo, existen muchos casos de pérdidas en cebada por el efecto del viento.
Según explicó Leonardo Ratto, responsable ejecutivo de la división Riesgos Agropecuarios de la firma aseguradora el año pasado una tormenta que se desarrolló entre los días 14, 15 y 16 de diciembre afectó tres provincias (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) con caídas de granizo de alta intensidad e impactó sobre 500.000 hectáreas de cultivo.
El 24 de diciembre se vivió la segunda tormenta fuerte de la campaña, que afectó 200.000 hectáreas en Córdoba y provincia de Buenos Aires.
Durante abril se registraron nuevas granizadas en época de cosecha en campos de la pampa húmeda.
Ante este panorama que se repite año tras año, recomiendan asegurar el cultivo inmediatamente después de la siembra, porque el costo del seguro es el mismo si se lo contrata al comienzo del ciclo o 30 días antes de la cosecha.
No conviene asumir el riesgo de granizadas en los primeros días de implantación sin cobertura por especular con los momentos de mayor desarrollo foliar o de vaina en soja.
Tampoco es recomendable contratar el seguro sobre la tormenta, porque las pólizas tienen al menos de 3 a 5 días de carencia.

Actualmente una cobertura se calcula sobre un porcentaje de la suma a asegurar y el promedio (según zona y el riesgo) es de un quintal de soja para cubrir 30 quintales por hectárea.

Fuente Agencia NA