Sábado, 14 Septiembre, 2013 - 14:48

15 de septiembre
Numeroso grupo de magistrados recuerda garantías y deberes que hay que respetar para una adecuada administración de justicia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Este domingo se celebra el Día del Magistrado y Funcionario Judicial. Jueces y camaristas insistieron en que la sociedad respete y defienda la independencia de la judicatura.
A través de un documento firmado por Gustavo Serrano, Fernando Lavenás, Julián Flores, Diego Derewicki, María Varela, Antonio Mondino, Andrea Doval, Araceli Barretto, Marta Aucar y Fabiana Bardi, entre muchos otros, se reparó en el compromiso institucional de todos los poderes para consolidar la independencia de los jueces y evitar condicionamientos. Transcribimos el texto completo a continuación:
"El día de los magistrados y funcionarios judiciales resulta propicio para recordar las garantías y deberes fundamentales que deben respetarse para lograr una adecuada y eficiente administración de justicia que todos en algún momento necesitamos imperiosamente."
"Es una garantía para los justiciables que los jueces sean independientes en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales y se encuentren tan sólo sometidos a la Constitución y a la ley. Se exige imparcialidad en forma real, efectiva y evidente para la ciudadanía."
"En el contexto de un Estado constitucional y democrático de Derecho y en el ejercicio de la función jurisdiccional, tenemos el deber de trascender el ámbito de ejercicio de dicha función, procurando que la justicia se imparta en condiciones de eficiencia, calidad, accesibilidad y transparencia, con respeto a la dignidad de la persona que acude en demanda del servicio. Estamos obligados a mantener y defender nuestra independencia en el ejercicio de la función."
"También tenemos el deber de cumplir y hacer cumplir el principio del debido proceso, constituyéndonos en garantes de los derechos de las partes y, en particular, velando por dispensarles un trato igual que evite cualquier desequilibrio motivado por la diferencia de condiciones materiales entre ellas y, en general, toda situación de indefensión. Debemos motivar las resoluciones que dictamos; por lo que nos encontramos obligados a capacitarnos permanentemente sin recibir ayuda alguna. Existe la obligación de que se resuelvan los procesos en un plazo razonable, de procurar atemperar con criterios de equidad las consecuencias personales, familiares o sociales desfavorables y de guardar absoluta reserva y secreto profesional en relación con las causas que tramitamos."
"Para ello resulta imprescindible que ellos otros poderes del Estado y, en general, todas las autoridades, instituciones y organismos, así como los diferentes grupos y organizaciones sociales, económicos y políticos respeten y defiendan la independencia de la judicatura y su intangibilidad. Es una obligación de todos."
"El Estado está obligado a garantizar la independencia económica del Poder Judicial, mediante la asignación del presupuesto adecuado para cubrir sus necesidades (que son las necesidades de la población) y a través del desembolso oportuno de las partidas presupuestarias."
"La remuneración de los jueces debe ser suficiente, irreductible y acorde con la importancia de la función que desempeñan y con las exigencias y responsabilidades que conlleva, teniendo en cuenta que no pueden desarrollar otras actividades, excepto la docencia universitaria."
"Debe existir un compromiso institucional de todos los poderes para consolidar la independencia de los jueces y evitar toda acción o decisión que pueda condicionar política, económica, social o funcionalmente esta garantía. En este contexto estamos dispuestos a dialogar permanentemente para la consecución de resultados concretos que repercutirán en un mejor servicio para la gente, con amplitud de criterios, pluralismo, responsabilidad, honestidad, transparencia y dignidad. Bregamos en este día porque así sea."