Sábado, 14 Septiembre, 2013 - 07:37

En Ginebra
EEUU y Rusia trabajan en conjunto para comenzar el desarme en Siria

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El régimen de Bashar Al Assad debe entregarles a los inspectores todas las armas químicas que posee para su completa destrucción.
Estados Unidos y Rusia llegaron el sábado en Ginebra a un acuerdo para desmantelar el arsenal químico en Siria que obliga a Damasco a presentar una lista de sus armas en el plazo de una semana y prevé una resolución de la ONU, con posibilidad de recurrir a la fuerza, en caso de que el régimen incumpla sus compromisos.


En el acuerdo ambos países "expresan su determinación conjunta para garantizar la destrucción del programa de armas químicas sirio cuanto antes y del modo más seguro".


"Logramos realizar una estimación compartida sobre la cantidad y el tipo de armas químicas que posee el régimen de Asad y nos hemos comprometido a que la comunidad internacional tome el control de esas armas", dijo el secretario de Estado norteamericano John Kerry, tras tres días de negociaciones con su homólogo ruso Serguei Lavrov en Ginebra.


"Ahora el mundo espera que el régimen de Asad esté a la altura de sus promesas", advirtió Kerry, durante una conferencia de prensa conjunta con Lavrov.


Los inspectores de armamento tendrán que estar en Siria como máximo en noviembre con el fin de retirar las armas químicas a mediados de 2014, estimó Kerry.


Por su parte, Lavrov afirmó que el Consejo de Seguridad de la ONU reaccionará si Siria no cumple sus compromisos. "En caso de que no se respeten las exigencias [de la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas] o de utilización de armas químicas por parte de quienquiera que sea, el Consejo de Seguridad de la ONU tomará medidas en el marco del capítulo 7" de la carta de las Naciones Unidas sobre el recurso a la fuerza, dijo.


También según Lavrov, Rusia y Estados Unidos confirmaron su voluntad de una "solución pacífica" para Siria.


Poco antes de que se anunciara este acuerdo, el presidente estadounidense Barack Obama había dicho estar dispuesto a dar una oportunidad a los esfuerzos diplomáticos pero llamó a la comunidad internacional a estar lista para actuar si fracasa esa iniciativa.


"Necesitamos ver acciones concretas que demuestren que Asad habla en serio sobre el dejar de lado sus armas químicas", dijo Obama.



Poco después de anunciarse el acuerdo, Francia lo calificó de "paso importante" para el desmantelamiento de las armas químicas sirias.


"El proyecto de acuerdo constituye un progreso importante", dijo el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, y añadió que su país tomaría en cuenta el informe de los expertos de la ONU sobre el ataque del 21 de agosto cerca de Damasco para "posicionarse" al respecto.

Se prevé que el lunes se conozcan las conclusiones de ese informe.
Fuente: 
Agencia NA.