Sábado, 14 Septiembre, 2013 - 07:11

En el Cerro de la Cruz
Beatifican hoy en Córdoba al cura Brochero

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Será la primera beatificación de un argentino en el pontificado de Francisco.
El sacerdote cordobés José Gabriel Brochero (1840-1914) será beatificado en la localidad cordobesa que lleva su nombre, y si bien la decisión de aceptar un milagro por su intercesión fue tomada por Benedicto XVI,será la primera beatificación de un argentino en el pontificado de Francisco.

Una multitud, estimada en 150.000 peregrinos, participará de la ceremonia de beatificación, prevista a partir de las 10:00 en el predio ubicado en el Cerro de la Cruz.

La celebración será presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, enviado del papa Francisco, quien también remitió una carta.



La Argentina tiene un sólo santo, Hector Valdivielso Sáez, y con Brochero serán seis los beatos: Laurita Vicuña, María del Transito Cabanillas, Artímides Zatti; Ceferino Namuncurá y María Crescencia Pérez.



A lomo de mula, Brochero evangelizó en Traslasierras de Córdoba, logró que miles de fieles hicieran retiros espirituales y fue un impulsor del avance de la postergada región.


Había llegado al mundo en 1840 en la localidad cordobesa de Villa Rosa, se convirtió en modelo de sacerdote de cura gaucho que ayudó en la conversión de delincuentes y rezó por todos cuando se quedó sin vista y antes de morir leproso, el 26 de enero de 1914.


El padre Julio Merediz sacerdote jesuita, vicepostulador de la causa de canonización del Cura Brochero y uno de los principales difusores de su obra, aseguró a AICA que su vida es un ejemplo para todos los laicos.



Estimó también que "fue un adelantado a su época" al sumar al laico "vivamente" en la tarea pastoral de las parroquias: aseguró que la cultura brocheriana implica un fervor ardiente y misionero, el interés por los más desfavorecidos y la búsqueda del encuentro personal con Dios.


Sandra Violino y Osvaldo Flores son los papás de Nicolás, el niño sobre quien Brochero produjo un milagro que le permite estar hoy con vida, tras haber sufrido un terrible accidente automovilístico con apenas once meses de vida.



En pocos días, se cumplirán 13 años del accidente automovilístico que los involucró para siempre con la glorificación de Brochero: una camioneta Ford Apache sin luces chocó de frente al Volkswagen Polo en el que viajaba con los padres de Sandra.



Nora, la abuela, sobrevivió, pero no así su esposo; Sandra, en tanto, quedó con las piernas fracturadas, y Nicolás, con 11 meses, quedó tendido en la cinta asfáltica con la cabeza muy lastimada y apenas con vida.

Su papá, Osvaldo, lo socorrió, y en la desesperación, pidió la intercesión del Cura Brochero, que fue escuchada, según los fundamentos de su beatificación.


En tanto, en la diócesis de Cruz del Eje se encuentra Silvia Correale, postuladora de la causa de beatificación de Brochero quien adelantó que recibió la comunicación de nuevas gracias recibidas por intercesión del Cura Gaucho que se dispondrá a estudiar la semana próxima para sumar a la causa de canonización para que sea declarado santo.


También se refirió al legado espiritual que vincula a Brochero con Mama Antula, es decir con la venerable María Antonia de Paz y Figueroa de cuya beatificación futura se ocupa personalmente el papa Francisco.


Con 46 años, Correale es consultora de la Comisión Episcopal para las Causas de los Santos de la Conferencia Episcopal Argentina, cargo al cual la autorizó el entonces cardenal Jorge Bergoglio.

El líder de PRO y titular del Gobierno porteño, Mauricio Macri, llegó hoy a la capital cordobesa para asistir mañana sábado a la ceremonia de beatificación.

Fuente: 
Agencia NA.