Viernes, 13 Septiembre, 2013 - 20:52

Así le darían perpetua
Mangeri podría ser acusado de femicidio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El pedido los realizó la familia de Ángeles Rawson.
Así el portero Jorge Mangeri podría ser acusado por el delito de "femicidio", que prevé prisión perpetua, en un nuevo intento por agravar la situación procesal del detenido.
El planteo fue formulado ante el juez Javier Ríos por el abogado Pablo Lanusse, representante de Franklin Rawson, el padre de Angeles, la chica de 16 años asesinada hace tres meses.
Después de que la Cámara del Crimen porteña confirmó el viernes pasado el procesamiento de Mangeri por el delito de homicidio simple (con pena de 8 a 25 años), el juez Ríos debe resolver si llama al portero para indagarlo bajo otra calificación en base a nuevas pruebas.
En ese sentido, los resultados de la segunda junta médica convocada para analizar el cadáver de la chica determinó que murió asfixiada en el marco de lo que podría haber sido un ataque sexual no concretado.
Es por eso que Lanusse solicitó indagar y procesar a Mangeri por "homicidio criminis causae", es decir, aquel que se comete para ocultar un delito anterior como fue -en este caso- el intento de violación.
Ríos aún no resolvió esta convocatoria porque está esperando los resultados de unos peritajes complementarios.
Pero entretanto, Lanusse le reclamó ahora a la justicia que Mangeri sea imputado por el delito de "femicidio", una nueva figura sancionada en diciembre del año pasado con la Ley 26.791.
Esa ley modifica el artículo 80 del Código Penal, donde se establece que se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua a quien mate a "una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género".Será ahora decisión del juez Ríos definir si amplía la indagatoria del portero y, en ese sentido, bajo qué calificación.
Angeles fue asesinada el 10 de junio pasado cuando regresaba de una clase de gimnasia a su casa, un departamento de la planta baja de la calle Ravignani 2360, adonde nunca ingresó.
Se sospecha que el portero de edificio la interceptó en el hall y la habría llevado con una excusa a su departamento, en el octavo piso, donde su mujer no estaba. Y allí habría tratado de abusar de ella.
A esa sospecha se llega por las huellas de ADN que se encontraron bajo las uñas de la chica y por una herida que tuvo el portero, parecida a un arañazo, a la altura de la ingle.
La hipótesis fiscal señala que el hombre habría asfixiado a la menor cuando se resistió a la relación y que luego se deshizo del cuerpo, tirándolo a la basura, y por eso el cadáver apareció el martes 11 en el predio de la CEAMSE de José León Suárez.
Los investigadores apuntaron primero a un atacante en plena calle, luego confirmaron por la grabación de una cámara de seguridad que la menor había llegado al edificio y las sospechas apuntaron al entorno familiar.
Después de varias ausencias a declarar como testigo, Mangeri fue llevado en la noche del viernes 14 a la fiscalía y, tras una serie de contradicciones, aseguró "fui yo", por lo cual quedó inmediatamente detenido y acusado del homicidio.
Las pruebas encontradas en la causa fueron concentrando la mira en Mangeri, quien fue procesado y permanece preso en la cárcel de Ezeiza.
Tras negarse a declarar varias veces, hace unas semanas Mangeri se presentó ante el juez para decir que no tuvo relación con el crimen de Angeles y que personal policial de la Fiscalía lo presionó para que se hiciera cargo del hecho.