Martes, 23 Abril, 2013 - 17:47

Bayern Munich goleó 4-0 al Barcelona y lo dejó casi afuera de la Champions

Müller (2), Gómez y Robben anotaron los goles del equipo alemán.
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El Bayern goleó por 4-0 al FC Barcelona, este martes en el Allianz Arena de Múnich, en semifinales de ida de la Liga de Campeones de fútbol de Europa, dejando a los blaugrana con un pie afuera de la final.

Los goles fueron anotados por Thomas Müller, un doblete (25 y 82), Mario Gómez (49) y el holandés Arjen Robben (73) para la locura de la mayoría de los 68.000 aficionados presentes en las tribunas.

Sólo un milagro en el encuentro de vuelta, el miércoles de la semana próxima en el Camp Nou de la ciudad condal, podría salvar al equipo español de la eliminación en el torneo.

La pésima actuación del árbitro húngaro Viktor Kassai propició el resultado.
En el minuto 25, tras un par de rebotes, el holandés Arjen Robben lanzó desde la banda derecha un centro al área que cabeceó el defensa brasileño Dante cerca del palo izquierdo de Víctor Valdés y Thomas Muller entrando en tromba cabeceó hacia abajo haciendo infructuoso el esfuerzo del arquero, que hasta entonces había mostrado muy buenos reflejos ante los embates locales.

El campo, en algunas partes casi inundado, complicó el juego de toque de los blaugrana de Tito Vilanova, que no lograron coordinar grandes jugadas.
Por su parte, el ataque del equipo de Jupp Heynckes fue más incisivo durante toda la primera mitad e hilvanó más combinaciones peligrosas.
Apenas comenzado el segundo tiempo, tras un córner ejecutado desde la derecha, Muller cabeceó hacia abajo y Gómez introdujo el balón a boca de gol, para algunos en posición dudosa (49, 2-0).
En el minuto 71, el internacional alemán de origen español sería reemplazado por el brasileño Luiz Gustavo para apoyar en defensa.

Cinco minutos más tarde, el francés Franck Ribéry, tras un muy buen ataque, cruzó demasiado el balón desde la izquierda del área mayor.

En el minuto 73 llegó el tercer gol local, por completo bochornoso. Tras un rápido contragolpe de Ribéry, Robben recibió el balón en el área y remató solo gracias a una clara falta de Muller sobre Jordi Alba, al que empujó revolcándolo en el suelo.

Desde ese momento, el Barça intentó ofender jugando al toque pero sin resultados.

La estocada final la logró Muller en el 82 al mandar a las redes un pase que recibió frente al arco tras un contragolpe de su equipo por la izquierda.

Los barcelonistas no se lo podían creer y las gradas del Allianz Arena explotaron de alegría como pocos días atrás tras la obtención más que prematura de la bundesliga.

El árbitro Kassai, de más que flojo desempeño, mostró siete tarjetas amarillas, cuatro a los visitantes y tres a los anfitriones.

El triunfo bávaro fue merecido pero la diferencia excesiva de acuerdo a lo visto en la cancha.

Fuente: 
AFP/NA