Sábado, 20 Abril, 2013 - 20:51

Reuniones de primavera en Washington

La economía mundial está lejos de haberse recuperado.
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Si algo va quedando claro al inicio de las "reuniones de primavera" que los responsables de las finanzas globales mantienen por estas horas en Washington es que la economía mundial está lejos de haberse recuperado y que los riesgos de nuevas recaídas están a la vuelta de la esquina.
El diario londinense The Financial Times consignó cinco certezas que se tienen hasta el momento en el marco de encuentros y seminarios, donde el eje central son el FMI y el Banco Mundial, pero que también incluyeron un encuentro de los responsables del manejo económico del G20.
Estas son: 1) Las perspectivas económicas globales se están deteriorando.
2) Hay algunos nuevos riesgos para la estabilidad financiera.
3) El "relajamiento cuantitativo" en las políticas monetarias de algunos países centrales, como Japón, se ven distintos dependiendo del lugar que ocupe cada país. Aparecen como positivos para Tokio pero generan preocupación del otro lado del mundo, por ejemplo en economías latinoamericanas que tenem por un "tsunami monetario".
4) La investigación económica no es siempre lo que parece: por estas horas se registra un pequeño gran escándalo entre los economistas profesionales por errores encontrados en papers de renombrados especialistas de Harvard -Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart-.
5) El G20 está tan mal pertrechado como cualquier otro grupo de países para enfrentar la crisis global.

Hay que recordar que la economía internacional llega a este panorama luego de seis años de crisis e incertidumbre a partir del estallido de la burbuja hipotecaria en los Estados Unidos.
¿Cuáles son algunas de las nuevas amenazas que por estas horas evalúan los funcionarios responsables del manejo económico a uno y otro lado del globo?
Por un lado, destacó el Financial Times, las perspectivas medianamente optimistas del FMI antes de estas reuniones de primavera quedaron desactualizadas.
Por un lado, se conocieron cifras desalentadoras sobre el empleo en los Estados Unidos y se confirmó un crecimiento débil de china durante el primer trimestre.
El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, reconoció que esa situación de china implica revisar a la baja los pronósticos que su oficina realizó sobre cómo evolucionará la economía mundial este año.
Y aquí hay un punto que puede recordar a la situación en la que se encuentra la Argentina.
"Un problema es que las cifras que desilusionan tienen que ver con que cada país espera que el otro crezca más fuertemente y basa su optimismo relativo en ese tipo de análisis", señaló el Financial Times.
La Argentina viene esperando, por su parte, una recuperación fuerte de la economía brasileña que por el momento tarda en llegar y que de hecho puede verse complicada por la nueva suba de tasas en el vecino país, destinada a combatir la creciente inflación.
Para que se entienda, los máximos responsables de las finanzas globales no le "encuentran la vuelta" a la situación.
Durante una conferencia de las muchas que se realizan en Washington por estos días, el economista Allan Meltzer, de la universidad Carneghie Mellon hizo una pregunta muy simple: ¿por qué ha habido una respuesta tan débil de las economías luego del extraordinario estímulo monetario que se dio? Las crónicas desde la capital norteamericana indican que no hubo respuestas contundentes ante la inquietud.
Entre los nuevos riesgos que enfrenta la estabilidad global, el Financial Times enumeró, por ejemplo, el crecimiento del endeudamiento en moneda extranjera entre los países "emergentes".
Se trata de "efectos colaterales" de una de las "medicinas" que se implementaron en los países centrales: la emisión de dinero y los préstamos a tasas bajísimas. En ese contexto, los "viejos" peligros de la crisis internacional siguen latentes: bancos que todavía se encuentran en una débil situación en la eurozona, empresas fuertemente endeudadas en los países centrales y gobienos a los que les queda poco "poder de fuego" para enfrentar esas situaciones.
(*) Especial para NA
Fuente: 
NA