Viernes, 19 Abril, 2013 - 20:07

Maldonado pide en Diputados un homenaje a los héroes del Gueto de Varsovia

"Protagonizaron uno de los mayores ejemplos de resistencia a la opresión en la historia", dijo.
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El diputado nacional UCR (Chaco), Hugo Maldonado presentó un proyecto de declaración para rendir homenaje a los héroes del Gueto de Varsovia, en el 70° aniversario del levantamiento de niños y jóvenes judíos que enfrentaron la ocupación de Polonia y el genocidio de su pueblo durante la Segunda Guerra Mundial, "protagonizando uno de los mayores ejemplos de resistencia a la opresión en la historia de la humanidad", sostuvo.

"El levantamiento del Gueto de Varsovia comenzó el 19 de abril de 1943 en la noche de Pascuas de la religión judía y se extendió hasta el 16 de mayo, contra las tropas alemanas de ocupación de Polonia que habían iniciado una segunda deportación masiva hacia los campos de concentración. Resistían en gran desigual con las tropas alemanas, dotados solamente de algunas pistolas y fusiles del Ejército Territorial Polaco", señaló.

"El levantamiento, liderado por Mordecjai Anielewics, miembro del movimiento juvenil de partisanos judíos, fue finalmente aplastado por las tropas de la SS al mando de Jurgen Stroop, quien en el libro de Kazimierz Moczarski, "Conversaciones con un verdugo" da cuenta de la heroicidad de los combatientes judíos en resistencia, quienes a fuerza de coraje y arrojo hicieron retroceder en los primeros días a las fuerzas de ocupación. En un párrafo, el represor Stroop relata admirado el ánimo patriótico de las mujeres judías: "Si no hubiera visto a esas mujeres judías con mis propios ojos, pensaría que exageran. Tenían nervios de acero y eran tan ágiles como las mujeres de los circos. A menudo llevaban una pistola en cada mano y las disparaban a la vez. Eran unas luchadoras aguerridas, hasta el último aliento y peligrosas ante el cuerpo a cuerpo".

El gobernador alemán de Polonia había ordenado el confinamiento de todos los judíos en octubre de 1940 en un sector de Varsovia en cantidad de 380.000, el 30 por ciento de la población, alojados en un territorio que era el 2,4% de la superficie de la ciudad. Hacinados, enfermos, diezmados por la tifoidea y el hambre, poco después los deportaban en tandas hacia los campos de concentración, poniendo en práctica lo que los nazis llamaron "la solución final del problema judío". Los líderes religiosos judíos ordenaban no resistir porque creían que los estaban llevando a lugares de trabajo forzado.

Como saldo final de la lucha en el Gueto de Varsovia, unos 7.000 judíos murieron combatiendo. Otros 6.000 asfixiados bajo los escombros y unos 40.000 enviados al campo de concentración de Treblinka.
Eugenia Unger, sobreviviente del Gueto de Varsovia y de cinco campos de concentración que vive en Buenos Aires desde 1948 y muestra aún el número tatuado en los nazis en su brazo, recuerda que los que estaban en la resistencia "eran chicos muy jóvenes, apenas un poco mayores que yo, que tenía 13 o 14 años. Les faltaba ya la familia o se los estaban llevando. No tenían nada que perder".Cuando le preguntaron al líder de la resistencia Mordecjai Anielewics ¿por qué luchamos?, él respondió "En un mundo que nos juzga a pena de muerte, nosotros escogimos cómo morir".

Al fundamentar su pedido, el diputado Hugo Maldonado dice que "esta declaración de homenaje de la Cámara de Diputados de la Nación, cobra sentido para rescatar un suceso de la historia contemporánea que nos permite reflexionar acerca de los derechos humanos y nos sirve a la vez, como fuente de enseñanza, para fomentar la tolerancia, el respeto a la diversidad y a la no indiferencia, frente a las injusticias de nuestra vida cotidiana".