Jueves, 18 Abril, 2013 - 19:50

¿Se escuchó?
Categórico 18A

Una multitudinaria movilización contra el Gobierno tuvo como epicentro la Plaza de Mayo. En las ciudades de todo el país se replicaron las protestas. Esta vez la movilización popular contó con la participación y el impulso de los partidos políticos de la oposición.
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La Plaza de Mayo fue nuevamente hoy el epicentro de una multitudinaria movilización contra el Gobierno que también se extendió a otras ciudades del país, pero que contó esta vez con la participación e impulso de dirigentes de todos los sectores de la oposición.
El punto de encuentro porteño fue otra vez el cruce de Callao y Santa Fe, en Barrio Norte, donde miles de vecinos se concentraron desde las 19:00 para marchar rumbo a la histórica plaza cargando una larguísima bandera con la leyenda: "Primero el país", enletras negras.
Como en las tres convocatorias anteriores, las consignas fueron variadas e impresas en de carteles y banderas: "Justicia independiente"; "Basta de la corrupción"; "Más seguridad"; "Basta patoterismo de Moreno", además de imágenes repetidas de LeonardoFariña y el empresario Lázaro Báez.
La convocatoria coincidió con la aprobación esta noche en el Senado de uno de los proyectos polémicos de la reforma judicial, el que limita las cautelares contra el Estado.
Mientras, líderes de la oposición se mezclaban en las columnas: se la vio a Elisa Carrió codo a codo con Fernando "Pino" Solanas, al peronista Gerónimo "Momo" Venegas junto al presidente de la UCR, Mario Barletta, además de Ricardo Alfonsín, el socialistaHermes Binner, Victoria Donda, Patricia Bullrich, Graciela Ocaña y Daniel Amoroso, Ricardo López Murphy y Rogelio Frigerio, entre muchos otros.
En la manifestación se vio personas de distintas clases sociales, pero mayormente de clase media, con todo tipo de utensilios de cocina y banderas argentinas.
La gran cantidad de personas en la movilización dificultó las telecomunicaciones: las llamadas desde y hacia celulares se cortaban con frecuencia y conectarse a internet mediante el sistema 3G fue prácticamente imposible.
Las columnas partieron de varios puntos de la ciudad, entre ellas las esquinas de Acoyte y Rivadavia, Cabildo y Juramento, Corrientes y Pueyrredón y Triunvirato y Los Incas, aunque también hubo una importante convocatoria en las puertas de la Quinta de Olivos.
La presidenta Cristina Kirchner no estaba allí ni en la Casa Rosada: pocos minutos antes del inicio de la protesta había despegado junto a su par uruguayo, José Mujica, rumbo a Perú para participar de una cumbre de urgencia de la Unasur en apoyo al presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro.
De todos modos, durante un acto en la Casa de Gobierno buscó reivindicar la libertad para que los opositores puedan manifestarse: "El que quiera protestar me parece bien", dijo.
Sí permanecieron hasta tarde en la Casa de Gobierno el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que siguieron por televisión el avance de la protesta.
En varios puntos del conurbano bonaerense hubo también manifestaciones, al igual que en las principales ciudades del interior, como Mar del Plata, Santa Fe, Rosario, Salta y San Carlos de Bariloche.
En el exterior hubo algunas concentraciones que arrancaron en Sydney y Tokio y pasaron por unos quince países.
Fuente: 
NA