Jueves, 18 Abril, 2013 - 06:58

Pasaron a Diputados
39 votos del oficialismo a 31 de opositores
Se aprobó en el Congreso la reforma del Consejo de la Magistratura

Se aprobó además la iniciativa que crea nuevos tribunales de Casación. Son los dos proyectos centrales de la reforma judicial impulsada por el Ejecutivo.
Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La reforma del Consejo de la Magistratura fue aprobada con 39 votos a favor y 31 en contra, mientras que el proyecto sobre tribunales de Casación resultó con 39 voluntades a favor y 26 en contra.


Tras más de doce horas de debate, el oficialismo impuso su mayoría para aprobar dos de las iniciativas centrales de la reforma judicial impulsada por el Gobierno, mientras que la oposición en pleno votó en contra.


El senador oficialista Marcelo Fuentes fue el encargado de abrir el debate, y sostuvo que el proyecto que eleva de 13 a 19 los miembros del Consejo de la Magistratura y los somete al voto popular podrá paliar la "conducta corporativa" que le atribuyó a

la Justicia, a la que calificó como "permeable a los intereses económicos".


Sin embargo, el tratamiento de la reforma del Consejo de la Magistratura fue casi un monólogo de la oposición, que no ahorró críticas a la iniciativa del oficialismo, cuyos senadores tuvieron pocas intervenciones en el debate.


El senador radical Ernesto Sanz criticó el proyecto por establecer que los consejeros deberán ser elegidos a través de las boletas de los partidos políticos en las elecciones y sostuvo que esto funda "un nuevo paradigma, en el que el que gana se lleva todo".


"Yo no creo que con estos proyectos va a haber impunidad, porque la impunidad ya existe, lo que van a hacer con esto es consagrarla", agregó Sanz.
Por su parte, Liliana Negre de Alonso, del Peronismo Federal, sostuvo que "lo que se quiere no es democratizar, lo que el Gobierno quiere es garantizarse rápido que también el Poder Judicial le responda" y sentenció: "Esto es un golpe de Estado constitucional".


El radical Gerardo Morales consideró que "quieren garantizar impunidad porque después de 2015 van a hacer cola para ir presos, empezando por (Julio) De Vido y agregó: "Además, buscan debilitar a la Corte, porque dicta fallos ejerciendo la independencia propia de ese poder, por eso le quitan el manejo de lo recursos".


A su tuno, el jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, dedicó una chicana a la oposición: "Es lamentable la falta de vocación. Creen que van a perder, entonces no quieren una ley que deposita en la ciudadanía la elección de los consejeros".


El proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura establece que los consejeros deberán ser elegidos "en forma conjunta y simultánea" con las elecciones presidenciales, aunque señala que la primera elección de los miembros de ese organismo se dará, de forma excepcional, en las legislativas de octubre.


De esta manera, en las boletas de cada partido político figurarán tres candidatos a consejeros en representación de los jueces, tres de los abogados y seis académicos, que convivirán hasta 2015 con los integrantes actuales del Consejo.


La iniciativa referida a los nuevos tribunales de Casación, propone crear esa instancia (que ya existe en el fuero Penal) para los fueros Civil y Comercial, Contencioso Administrativo y del Trabajo y la Seguridad Social.
En este caso, los senadores de la oposición justificaron su rechazo al proyecto por considerar que agregar una instancia hará más "lentos" los procesos, particularmente los juicios de jubilados por el cobro de haberes previsionales.
Fuente: 
NA